Desde iniciada la tercera cuarentena en la comuna de Coyhaique el pasado jueves 13 de mayo, detectives de la Prefectura Provincial Coyhaique han intensificado las labores en apoyo al control de las medidas sanitarias en coordinación con la autoridad sanitaria, las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad Pública, desplegándose en distintos puntos de la comuna para verificar uso de permisos de desplazamiento y cumplimiento de cuarentenas bajo un compromiso institucional con la gestión de salud y seguridad en pandemia.

Al respecto, el comisario Víctor Toledo, jefe subrogante de la Prefectura Provincial Coyhaique, señaló que “el trabajo de los detectives principalmente es estar en terreno, efectuando controles para verificar que las personas que se desplacen, ya sea en vehículos o caminando, cuenten con los permisos sanitarios correspondientes”, esto sin dejar de lado la principal misión de la PDI en la investigación de delitos de alta complejidad.

El jefe policial indicó que “tenemos oficiales de enlace en el Puesto de Mando del Ejército de Chile, desde donde recibimos información y requerimientos orientados a ubicar personas que están incumpliendo cuarentenas, esa información nosotros la operativizamos y hacemos un despliegue con los carros de turno que tenemos todos los días para ubicar a estas personas que claramente son un riesgo para la ciudadanía”, resguardando la salud pública y evitando una mayor propagación del coronavirus.

En ese mismo ámbito, durante el último tiempo se han presentado algunas situaciones que han requerido el apoyo de la PDI como fuerza pública, mediante procedimientos policiales orientados a ubicar a dos personas que estaban diagnosticados con covid-19 positivo, quienes “hicieron abandono de residencias sanitarias, mientras cumplían con su cuarentena, acción irresponsable que pone en riesgo a toda la comunidad de Coyhaique”, agregó el comisario Toledo.

Ante esta situación, “los detectives reunieron la cantidad de antecedentes necesarios y junto a un análisis de información lograron ubicarlos en poco tiempo y denunciarlos a la autoridad sanitaria siendo el personal médico quienes los trasladaron hasta las residencias correspondientes. También hemos efectuado las respectivas denuncias ante la Fiscalía por incumplimiento al artículo 318 del Código Penal”, enfatizó el jefe subrogante de la Prefectura Provincial Coyhaique, destacando el trabajo de los oficiales en la verificación a diario del cumplimiento de cuarentenas en residencias sanitarias y domicilios de casos covid-19 positivo y contactos estrechos.

Frente a este tipo de hechos, desde la PDI informaron que a nivel regional desde que comenzó la pandemia han cursado 41 denuncias contra la salud pública, 30 de las cuales han sido realizadas por la Prefectura Provincial Coyhaique ante casos que ponen en riesgo a los habitantes de la ciudad.

El jefe subrogante de la Prefectura Provincial Coyhaique, comisario Víctor Toledo, realizó un llamado a la ciudadanía a respetar las medidas impuestas por la autoridad sanitaria y denunciar delitos contra la salud pública, si bien el fin de los controles que a diario realizan los detectives en terreno es contribuir a minimizar los riesgos de contagios, controlando que las personas mantengan sus permisos de desplazamiento, también “realizamos un acercamiento con la ciudadanía, informando respecto a los canales de información existentes que mantenemos para que ellos como vecinos de la comuna puedan denunciar”, ya sea situaciones relacionadas con estas u otras materias de interés policial.

Cabe destacar que los hechos constitutivos de delito en términos de salud pública se relacionan con el incumplimiento de cuarentenas sanitarias, funcionamiento de comercio no esencial con prohibición de apertura, fiestas clandestinas, entre otras restricciones.

Finalmente, el comisario Toledo enfatizó en la importancia que la comunidad al adquirir productos desinfectantes, como alcohol gel, amonio cuaternario, cloro, entre otros productos, pueda observar que estos cuenten con la debida certificación.