En el contexto del Día Mundial del Medio Ambiente que se conmemora cada 5 de junio para sensibilizar a la población mundial acerca de la importancia de cuidar nuestros ecosistemas y fomentar el respeto al medio ambiente, y en el marco del 88° Aniversario de la Policía de Investigaciones de Chile, la Brigada Investigadora de Delitos del Medio Ambiente y Patrimonio Cultural Aysén realiza un balance sobre su gestión y llama a denunciar todo tipo de contaminación ambiental.

Cabe señalar que la PDI integró en el año 2002 las especialidades de medio ambiente y patrimonio cultural para dar respuesta a la diversidad de delitos en esta área, no obstante, en 2007 se creó la Brigada Investigadora de Delitos del Medio Ambiente y Patrimonio Cultural Aysén, unidad encargada de investigar delitos contra la biodiversidad y el patrimonio cultural en las jurisdicciones de las regiones de Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo y Magallanes y de la Antártica Chilena.

El jefe de la BIDEMA Aysén, comisario Claudio Reyes, indicó que la unidad especializada “contempla la investigación de todos los hechos que involucren al medio ambiente, sancionados por el Código Penal, la Ley de Pesca y Acuicultura, la Ley de Bosques y de Recuperación del Bosque Nativo, la Ley de Caza y su Reglamento y la Ley de Monumentos Nacionales que son los cuerpos legales que sustentan todas las investigaciones que realiza la BIDEMA”.

En cuanto a los hechos de contaminación, “la BIDEMA Aysén ha recibido decretos sobre los delitos de arrojar basura o desechos en playas, parques nacionales u otros, contaminación ambiental e infracción por contaminación contemplado en la Ley de Pesca”, agregó el comisario Reyes. Este último delito señala que se sanciona al que introdujere o mandare introducir en el mar, ríos, lagos o cualquier otro cuerpo de agua, agentes contaminantes químicos, biológicos o físicos que causen daño a los recursos hidrobiológicos, sin que previamente hayan sido neutralizados para evitar tales daños. Si se procediere con dolo, además de la multa, se aplicará presidio menor en su grado mínimo. En ese sentido, cuando existe contaminación de las aguas, representando un riesgo a la salud de la población o el medio ambiente, interviene el trabajo especializado de la BIDEMA.

Sobre el delito de infracción por contaminación contemplado en la Ley de Pesca y Acuicultura, la BIDEMA Aysén recibió 13 decretos durante el año 2019, 10 decretos durante el año 2020, y en lo que va de corrido del 2021 ha recibido 5 decretos, entre denuncias, instrucciones particulares y órdenes de investigar sobre estos hechos.

Al respecto, el jefe de la unidad especializada, comisario Claudio Reyes, recordó que “a principios de este año una denuncia ciudadana nos alertó sobre una posible contaminación en playa Medialuna de Puerto Cisnes”, enfatizando en la importancia que la ciudadanía sea parte del trabajo investigativo, “gracias a los antecedentes y a todo lo que nos aportó la ciudadanía pudimos realizar las indagatorias y trabajo en el sitio de suceso”, señaló.

Del mismo modo, el jefe de la unidad especializada informó que “actualmente nuestra brigada se encuentra inserta en distintas mesas de trabajo interinstitucionales para realizar fiscalizaciones conjuntas entre distintos organismos para enfrentar focos de riesgo”, la participación de la BIDEMA consiste en verificar posibles focos de contaminación para evitar riesgos de desastres medioambientales.

El comisario Claudio Reyes recordó que “los delitos medioambientales corresponden a aquellos hechos que intencionalmente, en forma accidental o negligente, producen como consecuencia la destrucción o deterioro de ciertos sistemas naturales, especies animales o vegetales que están protegidas”, considerando delitos como la tala ilegal de árboles, el maltrato animal, contaminación de agua y aire por desechos, partículas o derrames, incendios forestales, caza y comercialización de especies prohibidas, contrabando de especies exóticas, contra la ley de bosque nativo, entre otros delitos. “En este tipo de hechos la brigada mantiene diferentes investigaciones en curso”, puntualizó el jefe de la unidad.

Finalmente, el comisario Reyes enfatizó que “ante el conocimiento de algún antecedente sobre delitos medioambientales que pongan en riesgo la biodiversidad, la salud pública y los ecosistemas, las personas deben acercarse a la PDI a través del nivel de emergencia 134 o del correo electrónico (bidema.pay@investigaciones.cl) para hacer las denuncias y obtener resultados favorables en este tipo de hechos”, lo que permitirá informar al Ministerio Público para iniciar investigaciones y esclarecer los acontecimientos.