Coyhaique.- Un trabajo desarrollado de manera conjunta entre Carabineros de la Sección O.S.7 Aysén, Gendarmería de Chile y la Fiscalía local de Coyhaique, permitió la detención de dos mujeres mayores de 18 años de edad y el decomiso de 1 kilo 295 gramos de marihuana elaborada, droga que pretendían introducir al Centro de Cumplimiento Penitenciario oculta en un pollo asado y en un segundo caso mezclada con yerba mate.

Dicha situación fue advertida por parte del personal del Centro Penitenciario, quienes se percataron del modo de ocultamiento empleado por ambas mujeres, tras lo cual Gendarmería informó del hecho al Ministerio Público, siendo dispuesta la concurrencia de personal especializado del O.S.7 al lugar.

Una vez en el Centro de Cumplimiento Penitenciario, esta Sección especializada de Carabineros realizó las pruebas de campo respectivas a sustancias ilícitas, percatándose que se trataba de marihuana del tipo elaborada con un peso de total aproximada de 1 kilo 295 gramos.

Asimismo, el O.S.7 se abocó a la realización de múltiples diligencias investigativas de su especialidad, pruebas de campo, levantamiento de imágenes y, el posterior ingreso a los inmuebles de ambas imputadas -entre otras pesquisas- procediendo a la detención de ambas mujeres –sin antecedentes- por tráfico de drogas, delito contemplado en la Ley 20.000.

Por su parte el Jefe de Sección O.S.7 Aysén, Capitán Emiliano Gutiérrez señaló que continuamente los traficantes de drogas van innovando en sus métodos de ocultamiento, con la finalidad de lograr evadir los diversos controles policiales y así finalmente poder comercializar este tipo de sustancias ilícitas, las cuales alcanzan un mayor valor económico al interior de estas Unidades Penitenciarias.

Exhaustiva revisión y seguridad

Por su parte la Teniente Coronel Elvira Neculqueo Huaiquilaf, Alcaide del Centro de Cumplimiento Penitenciario de Coyhaique indicó que la situación fue advertida por el personal al momento de la revisión de las encomiendas, pudiendo detectar la presencia de cannabis sativa en dos encomiendas destinadas a igual número de personas.

“Esto demuestra el trabajo que realiza Gendarmería donde se deben tomar todas la precauciones, medidas de seguridad para evitar efectivamente el ingreso de elementos prohibidos como drogas, teléfonos celulares. Contamos igualmente con equipamiento tecnológico, como máquina de rayos X que muchas veces permite detectar elementos que vienen ocultos en los alimentos o en envases de productos que van destinados a la población penal”

A lo anterior añadió la Comandante Neculqueo, se suma el lanzamiento de diversos objetos desde el exterior del recinto, tales como envoltorios con droga o teléfonos celulares, elementos que han sido interceptados, evitando que lleguen a la población penal.

“Hay un trabajo en conjunto con el área operativa regional, con las policías para intensificar los controles y las rondas preventivas por el exterior, porque claramente esto ha ido en aumento y pone en riesgo la seguridad de la misma población penal como de nuestros funcionarios”, detalló la Comandante de esta Unidad Penal.