Durante la noche del jueves 1 de julio, en un trabajo colaborativo entre el Departamento de Acción Sanitaria de la Seremi de Salud Aysén y la Policía de Investigaciones de Chile, se desarrolló un operativo de fiscalización en un local comercial del sector céntrico de la comuna de Coyhaique con la finalidad de verificar el cumplimiento de las medidas sanitarias en la capital regional.

Sobre el procedimiento policial y sanitario, el subprefecto Richard Biernay, jefe de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales Coyhaique, a cargo del operativo, señaló que “gracias a un levantamiento de información por parte de nuestra Oficina de Análisis Criminal y un acucioso trabajo de análisis criminal e inteligencia policial logramos generar las coordinaciones con la autoridad sanitaria para verificar el cumplimiento de las medidas sanitarias que, posiblemente, estarían siendo infringidas en un local del centro de la comuna de Coyhaique”.

El despliegue contempló a personal de la Seremi de Salud y detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales, quienes pudieron verificar el incumplimiento e infracción a los artículos 53 y 55 de la Resolución Sanitaria y al Código Penal, generando un sumario sanitario por parte de la autoridad sanitaria y denuncias por parte de la PDI.

“Se consultaron un total de seis personas, todas dependientes del local comercial, y denunciamos ante el Ministerio Público a dos de ellas por infringir diversos artículos del Código Penal relativos a la entrega de información falsa a la autoridad con la intención de obtener permisos de desplazamiento para circular en horario de toque de queda”, puntualizó el subprefecto Biernay, agregando que las personas mintieron sobre sus direcciones particulares y usaban un permiso único colectivo para poder desplazarse, no obstante, no tenían cómo acreditar vínculo laboral con la encarga del local.

Del mismo modo, explicó el jefe de la unidad especializada, “se ofició al Juzgado de Familia de Coyhaique respecto de la vulneración de derechos de un adolescente de 14 años que se encontraba en horario nocturno en un local de expendio de bebidas alcohólicas”.
Finalmente, desde la PDI enfatizaron en la importancia de entregar antecedentes sobre incumplimientos de las medidas sanitarias, aportando información y denunciando delitos contra la salud pública para evitar riesgos que afecten a toda la comunidad.