Dentro de las actividades planificadas para el control de la Ley 20.000 y de las medidas sanitarias para el COVID-19 establecidos en la Región de Aysén, personal de POLMAR de la Capitanía de Puerto de Puerto Cisnes, con apoyo del binomio canino de la Gobernación Marítima de Aysén y personal de Aduanas, realizó una fiscalización rutinaria a la recalada del transbordador de conectividad “JACAF” CBJF, proveniente de Puerto Ibáñez.

Durante el procedimiento, el can arrojó una alerta al interior del vehículo, donde se constató la existencia de droga entre las pertenencia de 02 pasajeros proveniente de la ciudad Quellón.

De acuerdo a las instrucciones impartidas por la Fiscal de Turno, el infractor quedó citado para comparecer ante el Ministerio Público por infringir el Art. 50° Ley de Drogas, quedando apercibido bajo el Art. 26 del Código Procesal Penal y las sustancias incautadas fueron remitidas al Servicio de Salud de Coyhaique para su destrucción.

La Capitanía de Puerto de Puerto Cisnes y con apoyo de Binomio Canino de la Gobernación Marítima de Aysén, continuarán con las fiscalizaciones para evitar el tráfico ilícito de sustancias psicotrópicas que ingresan a la Región de Aysén.