Aysen.- En la historia de nuestro país marcada por los embates de la naturaleza y el clima- pocos son los registros de estragos o afectaciones en la salud de la población causados por pandemias y que hayan costado la vida de cientos de compatriotas.

Fue un día 17 de noviembre del año 2020, cuando -según los primeros registros- en la ciudad china de Wuhan se detectó el primer caso COVID-19 en humanos, enfermedad causada por el Coronavirus SARS-Cov-2. Veintitrés meses después hay más de 234 millones de contagios y más de 4,7 millones de fallecidos en todo el mundo.

Tras pesquisar la presencia del virus en la población, el 3 de marzo de 2020 fue detectado en Chile el primer caso y, el 14 de ese mismo mes, el primer caso en la comuna de Tortel, en la región de Aysén.

En tan solo 15 días, el creciente número de contagios alcanzó a 238 personas en nuestro país, lo que obligó a las autoridades al cierre de fronteras y a decretar el 18 de marzo de ese mismo año, estado de excepción constitucional (y toque de queda nocturno a partir del 22 de marzo) medida que se extendió por 561 días y que finaliza hoy jueves 30 de septiembre de 2021.

A partir de aquel entonces, Carabineros inició un trabajo junto a las Fuerzas Armadas e implementó diversos servicios preventivos y de fiscalización con la finalidad de desarrollar una labor orientada a dar cumplimiento a las disposiciones sanitarias dispuestas por la autoridad del ramo, junto con enfatizar en el uso de las medidas de bioseguridad para el control de la propagación del virus y disminuir la curva de contagios por COVID-19.

Compromiso total

Durante los cerca de dos años por los cuales se extendió el estado de excepción constitucional, Carabineros realizó numerosos servicios en la región de Aysén y desplegó diariamente a lo largo del territorio 36 vehículos policiales para apoyar el control de la pandemia.

En este periodo un total de 2.555 personas fueron detenidas / conducidas y denunciadas por infracción al toque de queda; 69 detenidos por quebrantamiento de cuarentena; 69 por fiestas clandestinas; 17 por sumarios sanitarios y 736 infracciones por no uso de mascarilla.

Igualmente Carabineros efectuó un control de trazabilidad a 68.997 personas y 37.831 vehículos. Asimismo se otorgaron 666 salvoconductos presenciales y 5.875 permisos temporales presenciales.

El Jefe de la XI Zona de Carabineros Aysén, General Hugo Zenteno Vásquez, indicó que “en este periodo, hemos redoblado nuestros esfuerzos no solo para apoyar el control de la pandemia, sino también para mantener los servicios de control y prevención del delito junto con atender los múltiples requerimientos por parte de la comunidad a quienes nos debemos. Efectuamos múltiples llamados, fiscalizaciones a establecimientos comerciales, detección de fiestas clandestinas entre otras actividades, siendo los antecedentes puestos en conocimiento de la Fiscalía y de la Autoridad Sanitaria, con la finalidad de iniciar los sumarios respectivos”, indicó.

Desde un primer momento, Carabineros instó a la comunidad a tomar conciencia sobre el resultado o efecto de las acciones individuales y/o colectivas, formulando llamados a una conducta responsable, que deje de lado el individualismo, instando a ser empáticos con los demás y especialmente con los adultos mayores.

“El COVID-19 nos ha remecido como sociedad, para priorizar y darle importancia a lo relevante, es decir, para devolvernos un poco de humanidad, concepto que hoy cobra especial fuerza y relevancia junto a la solidaridad, toda vez que superar esta pandemia requiere de aspectos simples que dicen relación con la empatía por nuestros semejantes”, complementó el Jefe de Zona de Carabineros Aysén.

Desde el primer momento, el compromiso de la la Institución ha sido total para contribuir al control de la pandemia. A mediados del mes de enero del presente año, Carabineros realizó el servicio de escolta tras la llegada de las primeras dosis de vacunas Pfizer a la región, apoyando también su distribución hasta las distintas comunas a lo largo del territorio.

Al servicio del país

Carabineros es una institución de todos, que nace de la comunidad y se debe a ella, sin distingos de ninguna naturaleza.

La pandemia no solo ha dejado en evidencia el aspecto sanitario, sino también la vulnerabilidad en que se encuentran diversas familias. En tal sentido, nuestra labor ha ido más allá del control y fiscalización y, en nuestro rol de comodidad pública a través de sus Oficinas Comunitarias -conocedores de la realidad de sus territorios- los carabineros han estado ocupados, brindando orientación, colaborando, reuniendo y entregado ayuda destinada a quienes más lo requieren, permitiendo solidarizar con las familias en este complejo momento.

“A través de este espacio, hago llegar mi reconocimiento a todo el personal institucional a lo largo de la región de Aysén, quienes durante esta pandemia, sin importar las distancias, el clima u otra condición han estado desplegados en la ciudad, en las rutas y los más apartados rincones de nuestra extensa geografía, haciendo prevención, fiscalizando y reiterando la necesidad mantener las medidas de bioseguridad. Perseveraremos en nuestros esfuerzos para alcanzar los niveles de seguridad necesarios que nos permitan continuar avanzando como personas y como familias de la región”, acotó el General Zenteno.

Asimismo, el Oficial General resaltó el trabajo de los funcionarios de la salud, cuya entrega ha permitido que hoy muchas personas mantengan a sus seres queridos a su lado. “No puedo sino destacar el enorme esfuerzo desplegado por el personal de salud, quienes con gran vocación, entrega y profesionalismo -inclusive arriesgando su propia integridad- han dado lo mejor de sí para salvar la vida de cientos de pacientes durante esta pandemia”.

La eliminación del estado de excepción constitucional, se traduce en la supresión de las restricciones impuestas, no obstante, nuestro llamado seguirá siendo el mismo, mantengamos los resguardos, no descuidemos el uso de la mascarilla, respetemos los aforos. No seamos parte de las estadísticas, recuerda que los resguardos y la distancia de hoy, nos permitirá estar juntos mañana.