Se trata de funcionarios que poseen un perfil determinado y facilitan la relación entre la policía con quienes participan de estas acciones, generando un canal de interacción efectiva en el desarrollo de manifestaciones o eventos de alta convocatoria.

Santiago.- A raíz de los hechos ocurridos a contar del pasado 18 de octubre de 2019 en nuestro país, fecha en que acontecieron multitudinarias y reiteradas manifestaciones, así como expresiones de violencia, surgen nuevos desafíos para abordar el mantenimiento del orden público y, en particular, la relación del personal policial con los participantes de manifestaciones sociales.
Entre estos desafíos destaca la incorporación de nuevas estrategias que permitan cumplir de manera eficaz con esta función policial, evitando el enfrentamiento, generando soluciones pacíficas a las contingencias que pudieren surgir y reaccionando de manera eficiente ante señales de escalamiento de violencia, todo lo anterior con una visión de resguardo y protección de los derechos fundamentales de participantes de estos eventos, de terceras personas y funcionarios policiales.
En este contexto, sobresale la importancia de avanzar por el camino del entendimiento y la comunicación entre los distintos actores de la sociedad, contemplándose el diálogo dentro de la gestión del orden público de la policía, como estrategia y herramienta idónea para la contención de conflictos.
Carabineros de Chile, atendiendo la necesidad de fortalecer las competencias y el conocimiento del personal policial en materias relacionadas con el control de orden público, como también procurando cumplir con sus obligaciones constitucionales y dada la importancia esencial que tiene el diálogo entre Carabineros de Chile y los demás integrantes de la ciudadanía, ha estimado de suma importancia elaborar un Plan de Capacitación Nacional, que permita dotar a los funcionarios policiales de mayores conocimientos y competencias para su relación y diálogo con manifestantes y, en general, con participantes no violentos en eventos de control del orden público.
Facilitadores de diálogo en eventos masivos
En el marco de la Reforma y Modernización de Carabineros de Chile, impulsado por el Ministerio de Interior y Seguridad Pública y Carabineros, el 03.04.2020 dispuso los lineamientos para la ejecución de aquellas materias que permitan implementar las propuestas emitidas por parte de la Comisión para la Reforma de Carabineros de Chile.
En dicho contexto, se dispuso la creación de un conjunto de mesas de trabajo conformadas por integrantes de la Subsecretaría del Interior y de Carabineros, para abordar asuntos en materia de Control de Orden Público, siendo uno de los objetivos primordiales iniciar el trabajo vinculado al “Diálogo con manifestantes” y, específicamente, con la instalación en Carabineros de Chile de “agentes y estrategias de diálogo” con manifestantes. Esta instancia, asimismo, permitió conocer y resolver aspectos relativos al propósito de los agentes de diálogo en las policías y su labor específica, así como entregar lineamientos sobre los conocimientos y competencias que debiesen ser considerados en las capacitaciones en la materia. De igual forma definir el perfil del funcionario policial que debiere ejercer esta importante y delicada función.
En consecuencia, y atendiendo a la relevancia de contar con agentes de diálogo que permitan, entre otras cosas, facilitar la relación entre la policía y manifestantes, como también contribuir a fortalecer la legitimidad del actuar policial en el mantenimiento y restablecimiento del orden público, se ha desarrollado un Plan de Capacitación de Agentes de Diálogo en Carabineros de Chile, de carácter nacional, que considera la conformación de un número importante de funcionarios con competencias de diálogo, que generen un canal de interacción efectiva en el desarrollo de manifestaciones y eventos masivos.