La mercadería fue derivada a bodegas municipales y quedó a disposición del Juzgado de Policía Local de esta ciudad.

Coyhaique.- El decomiso de diversas bebidas alcohólicas fue el resultado de un trabajo de fiscalización desarrollado por Carabineros de la Primera Comisaría de Coyhaique junto a la Seremi de Salud Aysén y la Unidad de Fiscalización de la Municipalidad de la ciudad capital de la región de Aysén.
Tras la conformación de un equipo multidisciplinario, el personal se abocó al desarrollo de controles a diversos locales de expendio de bebidas alcohólicas, según indicó el Capitán Bruno Schulbach, Subcomisario de los Servicios de la Primera Comisaría de esta ciudad, quien detalló que el personal fiscalizador retiró una importante cantidad de mercadería desde un céntrico establecimiento que no contaba con la debida autorización de funcionamiento.
“Se pudo verificar que dicho local -si bien había dos locales en una misma edificación- uno de estos no contaba con patente municipal de alcoholes. Ante ello y dada la falta que se estaba cometiendo, personal de fiscalización efectuó un levantamiento de información y dejó al regente citado al tribunal por no mantener patente. En nuestro aspecto, procedimos al decomiso de todas las bebidas alcohólicas que se encontraban al interior y que se estaban expendiendo a las distintas personas que se encontraban al interior”, expresó el Oficial.
Dicha mercadería fue incautada bajo acta y trasladada a las bodegas municipales, quedando a disposición del Juzgado de Policía Local de Coyhaique.
Carabineros recordó que se encuentran vigentes las modificaciones a la Ley de Alcoholes, lo que implica la exigencia de la cédula de identidad a los clientes, así como la prohibición de expendio a menores de edad.