Durante la semana recién pasada, entre el lunes 11 y domingo 17 de octubre de 2021, detectives de la Región Policial de Aysén dieron cumplimiento a requerimientos emanados por los Tribunales y el Ministerio Público, deteniendo a un total de 17 personas con órdenes de arresto y detención pendientes y por delitos flagrantes investigados por personal especializado.

Del mismo, entre las acciones que se ejecutaron se encuentra la fiscalización de ciudadanos chilenos y extranjeros en la vía pública y locales comerciales por parte de detectives del Departamento de Migraciones y Policía Internacional Coyhaique, fiscalizando a un total de 15 personas de las cuales un ciudadano migrante fue denunciado a la Autoridad Administrativa por infringir la Ley de Extranjería al mantener una medida cautelar de arraigo vigente.

El servicio especial que culminó con el cumplimiento de 12 órdenes de arresto y detención pendiente de los Tribunales de Coyhaique y Puerto Aysén permitió poner a disposición de la justicia a personas por los delitos de microtráfico, tráfico ilícito de drogas, no dar cuenta de accidente de tránsito, amenazas simples contra personas y propiedades, lesiones menos graves, daños simples y receptación. De igual forma, por no pago de pensión de alimentos.

Además, a ello se suma que durante la semana se dio cumplimiento a otras dos órdenes pendientes por los delitos de estafas y otras defraudaciones contra particulares y daños simples y se detuvo a tres personas por los delitos flagrantes de robo en lugar no habitado, receptación e incendio de vehículo y amenazas en contexto de violencia intrafamiliar.

Desde la PDI destacaron que este tipo de servicios especiales se desarrolla con el propósito de dar cumplimiento a los requerimientos de los Tribunales, garantizar el orden y la seguridad pública, evitar la comisión de delitos, investigar hechos de interés criminalístico y brindar seguridad a la comunidad regional.