El Ministerio Público junto a la Policía de Investigaciones han focalizado parte de su trabajo en combatir este fenómeno delictual en distintos puntos de la región.
Aysén.- 15.984 dosis de droga, avaluadas en cerca de 80 millones de pesos, es el total de las incautaciones que la Policía de Investigaciones de Chile, en un trabajo junto al Ministerio Público, ha sacado de circulación en la región de Aysén durante enero a octubre del 2021, esto solo considerando el Plan Microtráfico Cero (MT-0) y no la totalidad de los procedimientos antinarcóticos a nivel regional.
Se trata de 3.851,2 gramos de cannabis sativa y 1.107,91 gramos de clorhidrato de cocaína incautados en diversos procedimientos policiales en las ciudades y localidades de la región. Pero no sólo eso, sino que también los microtraficantes han logrado diversificar el tipo de droga que comercializan en Aysén, ya que en las diligencias policiales los detectives han descubierto drogas inusuales en la Patagonia como lo son hongos alucinógenos, LSD y 2CE, sustancias que fueron incautadas junto a las drogas más comunes que circulan en esta zona extrema.
“Gracias a los equipos especializados MT-0 existentes en la región hemos logrado efectuar, en lo que va de corrido de este año, 25 procedimientos policiales sobre tráfico de drogas en pequeñas cantidades, lo que ha permitido desarticular 17 puntos de venta de drogas a nivel regional”, precisó el subprefecto Patricio Rojas, jefe de la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado Coyhaique. Estas diligencias han dejado como resultado 31 detenidos, $4.175.970 de pesos en dinero efectivo incautado producto de la venta de drogas, además de diversos elementos para la dosificación y comercialización de estas sustancias ilícitas.
Recientemente, se sumó una nueva diligencia MT-0 en la ciudad de Puerto Aysén que permitió reducir un punto de venta de microtráfico y continuar el trabajo especializado en esta materia.
Modelo MT-0
Estos resultados reflejan un trabajo de análisis e investigación criminal especializado que realizan los detectives de la agrupación Microtráfico Cero de la PDI en la región, con equipos en Coyhaique y Puerto Aysén que contribuyen a fortalecer la seguridad pública y combatir el microtráfico en las poblaciones.
Cabe recordar que el fenómeno del tráfico de drogas, en sus distintas dimensiones, presenta diferencias según las características geográficas, climatológicas, demográficas, sociales y delictuales, entre otros elementos particulares de una determinada zona, por eso la relevancia de contar con equipos altamente capacitados de acuerdo a la realidad local para enfrentar este flagelo.
Al respecto, el jefe de la unidad especializada de esta región, subprefecto Patricio Rojas, destacó que “el Plan Microtráfico Cero es un modelo de investigación policial diseñado por la PDI que reduce los puntos de venta de droga en pequeñas cantidades a nivel barrial, donde se han desarrollado formas de trabajo permanentes con la finalidad de devolver los espacios públicos a la ciudadanía y hacer un seguimiento a las personas que hayan sido condenadas por este tipo de delitos”, agregando que los oficiales policiales están capacitados para investigar el tráfico de drogas en pequeñas cantidades con dedicación exclusiva para intervenir y desarticular puntos de venta de droga en sectores críticos.
Trabajo focalizado
Para el fiscal Pedro Poblete Viejo, Fiscal Jefe de Puerto Aysén, “el trabajo interinstitucional con Carabineros, Policía de Investigaciones, Armada de Chile en su rol de Policía Marítima, Gendarmería y el Servicio Nacional de Aduanas, es fundamental para la concreción de este tipo de resultados”.
En particular y sobre el trabajo de los equipos MT-0 de la región, el fiscal Poblete indicó que “han generado investigaciones importantes que han obtenido logros en materias de detección y control de estas personas que se están dedicando al microtráfico en la ciudad y también al tráfico de drogas, donde cada vez aparecen distintas sustancias que están siendo comercializadas, no solamente cannabis sativa, sino que clorhidrato de cocaína, LSD y otros tipos de sustancias”.
También, desde el Ministerio Público, el fiscal Poblete enfatizó que “el conocimiento que puedan tener las policías, las fuentes de información, las denuncias eficaces que se tramitan con celeridad y los métodos de vigilancia, han permitido sacar de circulación a varios grupos organizados que se están dedicando a este tipo de delitos”.
La denuncia anónima es el inicio
Lo más importante para el combate al microtráfico de drogas es el trabajo coordinado con la ciudadanía, “solo mediante la colaboración entre la Policía, la Fiscalía y la comunidad podremos continuar desarticulando puntos de ventas de drogas en pequeñas cantidades para recuperar la vida de barrio y contribuir a bajar la sensación de inseguridad de los vecinos”, señaló el subprefecto Patricio Rojas.
Además, desde la PDI insisten que la denuncia sobre temas de tráfico de drogas es completamente anónima, las que se pueden canalizar mediante el programa “Denuncia Seguro” de la Subsecretaría de Prevención del Delito, llamando al 600 400 01 01, directamente en los cuarteles policiales, en el nivel de emergencias 134 o mediante el correo electrónico denunciamtcero@investigaciones.cl.
Cabe destacar que el microtráfico genera otros fenómenos delictuales asociados a nivel barrial como la violencia, el uso de armas, robos, etc., por eso “cada información que recibimos de manera anónima nos entrega nuevos antecedentes que permiten ver el delito en su conjunto y actuar con bases sólidas en todo el proceso investigativo”, finalizó el jefe de la unidad especializada.