En su segunda jornada de terreno en la Región de Aysén, el secretario de Estado también se reunió con la gobernadora Regional, Andrea Macías, y saludó a los rectores de universidades chilenas reunidos en Coyhaique.
Coyhaique.- Una serie de reuniones de trabajo sostuvo en su segunda jornada de terreno en la Región de Aysén, el ministro de Educación, Marco Antonio Ávila.

En dependencias de la Delegación Presidencial Regional, el secretario de Estado se reunió a primera hora con los gremios de la Educación agrupados en una mesa integrada por el Colegio de Profesores, Asociaciones de Educación, Directores de Establecimientos Educacionales, Asistentes de la Educación, AJUNJI, gremio de Fundación INTEGRA y estudiantes. Con ellos, abordaron materias como el retorno presencial a clases, la convivencia escolar, la recuperación de aprendizajes y la revinculación escolar.

Posteriormente, fue el turno de los alcaldes quienes participaron en el encuentro en forma presencial y telemática, en donde hablaron sobre los temas más relevantes en materia de educación, como es la puesta en marcha del Servicio Local de Educación Aysén y el nuevo calendario de implementación, entre otras cosas.

Tras la extensa rueda de reuniones el ministro hizo un positivo balance de su visita y se refirió a las dificultades financieras planteadas por los alcaldes de la Región de Aysén.

“Entendemos las dificultades en la entrega del servicio educativo. Nosotros estamos muy esperanzados en la puesta en marcha del Servicio Local de Educación Pública Aysén, el que entendemos debiera resolver algunas de estas problemáticas, sin embargo, recogemos y acogemos estas dificultades que tienen en una región como esta que es una zona extrema, que tiene dificultades especialmente de conectividad”. Además, la autoridad agregó que “estamos muy claros de los esfuerzos de gestión que han hecho los alcaldes de esta región por mantener el servicio educativo y sabemos que esto tiene costos adicionales, pero en un escenario de restricción presupuestaria tenemos que seguir avanzando para encontrar soluciones que nos permitan allegar mayores recursos que consideren el contexto de la región de Aysén”.

Por su parte, el Delegado Presidencial Regional de Aysén Rodrigo Araya Morales evaluó positivamente el encuentro del ministro Ávila con los alcaldes.

“Fue un buen diálogo donde muchos de los alcaldes pudieron conocer al ministro y establecer un diálogo con él directamente y conversamos, justamente de las problemáticas que tenemos con la educación pública y los colegios. Fue muy interesante la reunión porque se abordaron los distintos puntos de vista y creo que ha sido muy útil. El Ministro nos encomendó junto a la Seremi de Educación seguir conversando este tema para avanzar en gestiones para apoyar la administración del municipio en el tema de educación para el próximo año”.

En tanto, la seremi de Educación de Aysén, Isabel Garrido, valoró el encuentro del ministro con diversos actores educacionales y sociales en el territorio.

“El ministro Ávila visitó nuestra región cumpliendo el mandato del Presidente Gabriel Boric que es reunirse con los diversos actores en la Región de Aysén y empaparse de las realidades regionales para tomar decisiones que sean atingentes a los distintos territorios. En ese contexto, nos reunimos con los alcaldes agrupados en AREMU y el tema fue el financiamiento del sistema educativo. Nosotros planteamos la necesidad de que los sostenedores municipales gestiones responsablemente los recursos de la subvención escolar que entrega el Ministerio de Educación y que los ha entregado durante todo este periodo en el tiempo y forma que corresponden. También hay un problema de fondo de financiamiento que abordamos ya que el actual aporte subsidiario del Estado en Educación no responde a las necesidades del territorio. Es por eso hemos comprometido reformas más estructurales para abordar estos problemas que se arrastran por largo tiempo”, indicó.

La autoridad sectorial regional agregó que durante el encuentro se acordó convocar a una nueva reunión con los alcaldes para levantar las necesidades regionales de financiamiento.