Tras un ‘Proyecto de Resolución’ de autoría de la Diputada Marcia Raphael Mora y aprobado por unanimidad en la Cámara Baja, esta sentida demanda “ahora está en manos de la Administración Boric, con lo que el Presidente podrá ’emparejar la cancha’ para quienes vivimos en zonas extremas con el resto del país. Esta es una nueva oportunidad que le brindamos para que priorice y haga patente sus promesas sociales de campaña”, puntualizó la representante del distrito 27.

“El Registro Social de Hogares es incapaz de reflejar la realidad de las familias chilenas. Para determinar el tramo de vulnerabilidad no considera qué tan lejos estás de una escuela o de un hospital, tampoco cuanto demoras en llegar a una farmacia, ni si tienes dónde comprar los productos de la canasta básica. Para este sistema es lo mismo vivir en Coyhaique, Viña del Mar, Santiago o Villa O’Higgins, cuando todos sabemos lo que significa vivir en zonas extremas”. Con estas palabras la legisladora Marcia Raphael Mora comenzó su alocución en la Cámara de Diputados para evidenciar la real necesidad de modificar los criterios del principal instrumento de caracterización socioeconómica y hacer la diferencia a favor para quienes viven en las zonas aisladas del territorio nacional, en comparación con el resto del país.

A través del Proyecto de Resolución, la diputada Raphael solicitó el Presidente de la República implementar en el Registro Social de Hogares un indicador de vulnerabilidad socioeconómica y un mecanismo de medición del encarecimiento de la canasta de productos que incluyan diferenciadamente la realidad regional y de vida en zonas extremas, de manera tal de facilitar el acceso de los habitantes de estas áreas a los beneficios sociales que otorga el Estado.

“Actualmente el Registro Social de Hogares no refleja la realidad de las familias, porque aunque existen tramos de vulnerabilidad éstos no consideran las distintas realidades; no es lo mismo desarrollarse en Tortel o en Lago Verde, que en Concepción o Valparaíso. Mi propuesta es un Registro Social de Hogares Regionalizado, que tome en cuenta otros factores que afectan a las familias a la hora de determinar su vulnerabilidad”, explicó Marcia Raphael Mora.

“Nuestra región es extrema y aislada, todo cuesta y es más caro, además las distancias para obtener determinados servicios afecta los ingresos, lo que ocasiona que familias que están en el 80% lleguen a ser igual de vulnerables que una del tramo del 40, por eso necesitamos implementar estos cambios, porque el primer grupo no puede acceder a ningún beneficio”, argumentó la legisladora.

Para la diputada son muchos los aspectos que marcan una clara diferencia entre Aysén, como zona extrema, con aquellas que no lo son “y hoy contamos con un sistema de medición de la vulnerabilidad socioeconómica que es uniforme a nivel país, el que se sintetiza mediante el Registro Social de Hogares, que al asignar un porcentaje de vulnerabilidad, es determinante para el acceso a los beneficios. Eso es lo que apuntamos a modificar”, insistió.

Tras el Proyecto de Resolución de Marcia Raphael, apoyado por diez legisladores, más la aprobación unánime de la Cámara de Diputados, ahora le corresponde al Gobierno abordar el mecanismo para ‘diferenciar la métrica efectuada de los niveles de vulnerabilidad socioeconómica y de pobreza, indexando en ellos el impacto regional y, particularmente, aquel que reviste la vida en una región extrema’, como retrata el documento ya despachado desde el Congreso al Poder Ejecutivo.