Veteranos del 78 regresaron a la Patagonia después de 44 años de la crisis del Beagle

Juan García cuando arribó al Regimiento N°14 “Aysén”, en Coyhaique era un joven de apenas 18 años, proveniente de Chillán, como Juan, fueron muchos los jóvenes conscriptos que se desplegaron al extremo sur del país ante un inminente conflicto bélico con Argentina. Hoy después de 44 años, aquellos soldados que pertenecían al Regimiento en Chillán, se reencuentran con la Patagonia.
Coyhaique.- Tras más de cuatro décadas, con la emoción reflejada en sus rostros, 23 veteranos del 78, llegaron desde Chillán al Destacamento Motorizado N°14 “Aysén”, ex Regimiento N°14, con la finalidad de recorrer aquellos lugares y dependencias donde hace más de 40 años, llegaron desplegados como soldados conscriptos debido a un inminente conflicto armando entre Chile y Argentina.
La delegación fue recibida por el Comandante del Destacamento Motorizado N°14 “Aysén”, Coronel Elías Abuyeres M, quien les dio la bienvenida, señalando “Ustedes son la muestra viva del soldado chileno, del soldado aguerrido, en condiciones de dar la vida por la patria, son parte de nuestra historia. Estamos orgullosos y muy contentos de recibirlos”. Posteriormente, expuso el Segundo Comandante de la unidad, Teniente Coronel Hugo Bertulini G, sobre el conflicto del Beagle ocasión que permitió a los veteranos compartir sus vivencias y anécdotas.
Durante su estadía, en el Campo Militar “Coyhaique”, compartieron con los soldados conscriptos y presenciaron una muestra de material y equipo realizado por el Batallón de Infantería y la Compañía de Telecomunicaciones de la unidad. Luego la visita continuó por el Campo de Instrucción y entrenamiento “Las Bandurrias”, actividad en la cual compartieron con los efectivos y recorrieron el recinto.
En cada recorrido por la unidad que los cobijo, hacían un alto para recordar aquella época, Juan García, soldado conscripto de 1978, y quien encabeza la delegación, nos cuenta ““Cuando llegamos a Coyhaique, el clima era frio con temperaturas bajo cero, escarcha y mucha nieve, algunos conocimos la nieve acá, un lugar totalmente distinto de dónde veníamos, nuestra primera estadía fue en el Regimiento N°14 Aysén, donde alojamos unos días y fuimos testigos como cientos de soldados llegaban continuamente. Éramos más de mil cuando formábamos en este patio, señalando el patio de formación de la Unidad”.
Además, añadió “Toda la tensión estaba concentrada en Magallanes, pero nosotros acá éramos quienes resguardábamos la retaguardia, el patio trasero del país para que se entienda. Fui uno de los pocos que tenía polola, actualmente es mi señora y eso me mantenía la moral alta, la camaradería y la disciplina nos mantuvo unidos y hasta el día de hoy lo mantenemos, siempre organizamos juntas con mis camaradas, para recordar aquellos días, hoy volvemos después de 44 años, ha cerrar un ciclo y estamos felices y emocionados”, puntualizó
Posteriormente, se trasladaron a la estancia “Los Cóndores”, se sentía en el ambiente la emoción y nostalgia, fue en este lugar, donde estuvieron apostados como líneas de defensa, soportando el frío y la soledad alistándose para defender a la patria.

Finalmente, en el patio de formación del Campo Militar “Coyhaique” se realizó una ceremonia, la cual fue presidida por el Comandante del Destacamento Motorizado N°14 “Aysén, Coronel Abuyere, ocasión en la cual se les entregó un recuerdo y se saludó a los veteranos que estaban de cumpleaños.
Finalmente, fue una semana marcada de recuerdos y vivencias, valientes soldados, quienes son el reflejo viviente de la historia de Chile, jóvenes de 17 y 18 años, que estuvieron dispuestos a dar la vida por la Patria.