Calisto valora aprobación de proyecto que establece nuevamente el voto obligatorio

El legislador valoró el avance de esta medida, la que quedó lista para ser ley.
Valparaíso.- Como un gran avance calificó el diputado Miguel Ángel Calisto la aprobación del proyecto que establece el voto obligatorio, iniciativa que quedó lista para su promulgación como ley, y que a juicio del legislador permitirá darle mayor legitimidad al sistema política y a las autoridades que serán elegidas en futuras votaciones.
En su intervención en la Cámara, el parlamentario señaló que “la inscripción automática y el voto voluntario significó una disminución inmediata en la participación en las votaciones populares. Ninguna votación superó el 50% de participación, lo que afecta a la legitimidad del sistema político. Por eso quiero respaldar este proyecto de la obligatoriedad del voto”.
“Tanto hemos peleado por el derecho a voto que no podemos renunciar a él. Esta es una libertad que valida a la democracia. El voto obligatorio evita que las elecciones sean capturadas por el voto activista, militante, por el voto cautivo de los partidos políticos”, indicó.
Calisto agregó que “creo conveniente considerar seriamente la necesidad de reponer el voto obligatorio, como una forma der reforzar la democracia y la restitución de la confianza en nuestras instituciones. Creo que es necesario entender que la Democracia encierra un conjunto de responsabilidades que están arraigadas en el campo ético y el comportamiento de cada uno de nosotros como seres sociales, como parte de una comunidad”.
“Los desafíos actuales, como el cambio climático, la sobrepoblación y la crisis del agua, obligan necesariamente a entender que somos parte de una comunidad y que evidentemente tenemos responsabilidades comunes, que involucra la responsabilidad cívica de participar con el voto para elegir a nuestros representantes”, afirmó.
Finalmente, Miguel Ángel Calisto aseguró que “en la práctica, podemos ver el efecto del voto obligatorio en el reciente plebiscito de salida, donde más de 13 millones de chilenos participaron masivamente de este proceso en el cual se decidió rechazar la propuesta constitucional. Esto demostró que el voto obligatorio permite que se imponga la sensatez y el sentido común”.