Funcionarios y funcionarias del Hospital de Cochrane habilitan sala de lactancia

La Iniciativa fue desarrollada por el Comité de Cuidado Colectivo conformado de manera voluntaria por trabajadores y trabajadoras del recinto.

Gracias al trabajo voluntario desarrollado por funcionarios y funcionarias del Hospital de Cochrane se logró habilitar en el establecimiento una sala de lactancia destinada a las trabajadoras del principal centro de salud de la provincia.

El objetivo de la iniciativa es entregar un espacio cómodo, seguro y privado para que las funcionarias puedan amamantar a sus hijas e hijos.

“Estamos muy orgullosos como hospital de haber inaugurado la sala de lactancia para funcionarias, es un hito muy importante ya que mejora las condiciones laborales y favorece el amamantamiento, sabiendo que es uno de los periodos más importantes para las hijas e hijos”, dijo Miriam Navarrete Novoa, Directora del Hospital de Cochrane.

Esta sala viene a dar respuesta a una solicitud planteada por trabajadores y trabajadoras, requerimiento que fue recogido por el Comité de Cuidado Colectivo del Hospital

“Esto se realizó con participación y organización completa del Comité de Cuidado Colectivo, formado por funcionarios y funcionarias en forma voluntaria, quienes han organizado distintas actividades para tener un entorno laboral más saludable y mejorar la calidad de vida y el clima laboral. Con el apoyo de la dirección se pudo disponer de un espacio para preparar la sala de lactancia”, agregó la Directora del Centro Asistencial.

Desde la Dirección del Servicio de Salud Aysén destacaron que el desarrollo de esta iniciativa haya estado en manos de las propias funcionarias y funcionarios.

“Queremos destacar y felicitar la autogestión de los y las funcionarias a través del Comité de Cuidado Colectivo, por la habilitación de la Sala de Lactancia. Estas iniciativas son un muy buen ejemplo para otros establecimientos, demostrando que no hay impedimentos para que el trabajo colectivo y la autogestión permita alcanzar objetivos comunes” destacó Nicolas Meier Peña, Encargado de Relaciones Laborales del Servicio de Salud Aysén.

La habilitación de la Sala de Lactancia Materna en el Hospital de Cochrane permitirá a las funcionarias compatibilizar sus obligaciones laborales, con el necesario refuerzo del vínculo con sus hijas e hijos.

“Es importante avanzar hacia espacios laborales que no invisibilicen el vínculo que tienen que desarrollar las madres y padres con las infancias. Valoramos, agradecemos y reconocemos este tipo de gestión y nos parece que van en la línea de reconocer como sociedad el derecho que tienen las madres y los hijos e hijas, a permanecer vinculados independiente de cualquier función laboral que se desarrolle”, agregó la Seremi de la Mujer y Equidad de Género, Andrea Méndez Valenzuela.

Facilitar la lactancia materna en espacios laborales trae consigo beneficios emocionales y un positivo impacto en materia de salud tanto para la madre como para los hijos o hijas.