Los efectos colaterales del aluvión que afectó a Villa Santa Lucía ya están presentes en La Junta, localidad que hoy ve con preocupación las complicaciones que arrastra la falta de conectividad, pero también la inexistente preocupación de las autoridades locales, que no se han presentado en el lugar para conocer sus necesidades actuales.

Tras una reunión efectuada entre representantes de Cámara de Turismo y Comercio del lugar, junto al concejal Luis Pérez y el Consejero Regional Electo Raúl Rudolphi, se analizó el escenario actual y las principales dificultades que se presentan.

“Los problemas de conectividad y abastecimiento. Se ha ido notando a diario que los víveres no están llegando como antes. Escasea la fruta, la verdura y algunos abarrotes porque no pueden ingresar camiones con carro a la zona, porque por el lado de Puertos Cisnes hay puentes con límite de peso y por Raúl Marín tenemos la complicación con la barcaza del Río Palena”, explicó Luis Pérez.

“Tenemos un 60% de cancelaciones en el ámbito turístico, lo que alcanza a mucha gente que trabaja alrededor de los empresarios del rubro, porque no son sólo ellos los que están perdiendo en este momento, son todos. También se suma el tema de la ganadería ¿Por dónde van a sacar sus animales la gente? Es un tema productivo muy importante para La Junta”, sentenció Odette Neghme, presidenta de la Cámara de Turismo y Comercio de la localidad.

En la misma instancia se discutió la ausencia de las autoridades en la zona, que no se han presentado e interiorizado de lo que acontece.

“El llamado es que se acerquen y se comuniquen con las personas que lo están necesitando, para que ellos trabajen y hagan lo suyo”, puntualizó Odette Neghme.

“Hasta este minuto no ha aparecido la intendenta ni ninguna autoridad preguntándonos respecto de cuáles son las principales necesidades que tenemos con el tema de conectividad que nos está afectando. La única persona que ha aparecido y que está preocupada es el consejero electo Raúl Rudolphi. Esto no es un tema político y la sensación de la gente es que hay poca preocupación y nos tienen abandonados”, expresó el concejal Pérez.

Otro de los temas en cuestión es la falta de sincronización de los itinerarios de las barcazas, ya que hay desembarque a las 06:00 horas en Raúl Marín Balmaceda y para pasar el Río Palena hay que esperar hasta la nueve de la mañana. “Lamentablemente las autoridades regionales no han entendido que este problema existe”, explicó Odette Neghme, de la Cámara de Turismo y Comercio.

Por su parte, el Consejero Regional electo Raúl Rudolphi, destacó el apoyo de La Junta, que actualmente alberga a 14 familias de Villa Santa Lucía, como también de Puyuhuapi, Lago Verde y Coyhaique, que han reaccionado “positivamente” ante la tragedia.

“También es preocupante la situación que van a vivir en las próximas semanas y meses todos los operadores turísticos de las localidades de La Junta, Puyuhuapi, incluso algunos de Mañihuales, porque al estar desconectada la región producto del aluvión, se han ido cancelando una serie de reservas y eso sin duda va a afectar una temporada. Es importante difundir la información de cómo llegar a nuestra región, porque al día de hoy existen dos alternativas: venir por Argentina y otra a través de una barcaza y es ahí donde hay que poner énfasis a nivel nacional para que quienes nos visitan no cancelen sus reservas y lleguen a nuestra región”, comentó Rudolphi. De esta manera, en el marco de la reunión se comprometió a poner el tema en la Agenda Pública, con el objetivo que las autoridades tomen nota del mismo.