Recientemente, tal como establece la ley, se publicó en el Diario Oficial y diversos medios impresos, electrónicos y radios del país y en la región la lista de derechos de aprovechamiento de aguas afectos al pago de patente por no contar con las obras de aprovechamiento.
Aysen.- A nivel país se trata de un total de 5.292 titulares de derechos, tanto consuntivos (agua que se usa y no se devuelve al cauce) como no consuntivos (agua que se usa y luego retorna al cauce), que en forma conjunta deberán cancelar 1.728.141 UTM (más de $81 mil millones) y a los que se sancionan por el no uso efectivo del recurso. Del total, los derechos consuntivos corresponden a 563.390 litros por segundo con un cobro equivalente a 495.871 UTM, mientras que los derechos no consuntivos representan mayores caudales con 24.350.367 litros por segundo y, por ende, mayores montos a pagar con 1.232.269 UTM.

“En la región de Aysén son 247 los derechos que deben pagar patente por 227.879 UTM, equivalentes a 10.714 millones de pesos. De ellos, 85 son derechos consuntivos por 168.335 litros por segundo a pagar 56.344 UTM y 162 son no consuntivos por 4.423.141 litros por segundo a cancelar 171.534 UTM”, destacó el SEREMI del MOP, Marcio Villouta Alvarado.

“A nivel nacional, este año aumentó el cobro de patentes en 8 mil millones de pesos respecto al año pasado, porque algunos derechos vieron cuadruplicado el monto del cobro por llevar más de 10 años sin hacer uso efectivo de ellos y también producto de la mayor fiscalización realizada el 2017 identificando 303 casos más que deben pagar patente. En la región de Aysén el incremento es de 3.914 millones respecto al proceso 2017 y subieron de 238 a 247 los casos sujetos a este pago”, explicó Giovanna Gómez, Directora Regional de Aguas del MOP.

La patente por no uso se determina en base a la inexistencia de obras asociadas al uso del agua, sancionando a aquellos titulares de derechos de aprovechamiento de aguas que no han construido estas obras necesarias para la captación y conducción de las mismas.
Desde que se implementó el pago de patentes por no uso en 2007, los particulares y empresas optaron por pagar voluntariamente; otros debieron ser procesados por la Tesorería General de la República y, finalmente, unos decidieron eximirse de dicho pago mediante la renuncia de derechos.

RECAUDACIÓN DE FONDOS

El pago de estas patentes implica la recaudación de fondos para el Fisco, los que se dividen entre el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) de cada gobierno regional (65%); los municipios, en proporción a la superficie de las comunas donde sea competente el Conservador de Bienes Raíces en cuyo registro figuren las inscripciones respectivas (10%), y los fondos fiscales del gobierno central (25%).

“Según nos informó en diciembre pasado la Tesorería General de la República, a cargo del cobro de patentes, la distribución de lo recaudado en el período julio 2015-junio 2016 corresponde a $2.979.863.149 para el FNDR de la región de Aysén y $458.440.484 a repartir entre 9 municipios: Coyhaique, Lago Verde, Aysén, Cisnes, Cochrane, O´Higgins, Tortel, Chile Chico y Río Ibáñez”, comentó la Directora Regional DGA.

Los titulares nombrados en la publicación que consideren que los datos divulgados son erróneos, podrán presentar un recurso de reconsideración en la Dirección General de Aguas del MOP (DGA) hasta el 26 de febrero de 2018, para una revisión del caso y evaluar si corresponde la exención del pago. El pago debe hacerse ante la Tesorería General de la República durante el mes de marzo de cada año, según lo establecido en el artículo 129 bis 7 del actual Código de Aguas. El no pagar la patente podría provocar el remate del derecho.