El ministro de la Corte de Coyhaique -por 10 años- fue nombrado por la Corte Suprema de Justicia como nuevo ministro del tribunal de alzada de San Miguel, Región Metropolitana.

Coyhaique.- El presidente de la Corte de Coyhaique, ministro Luis Sepúlveda, sostuvo un encuentro con los medios de comunicación local. Actividad que tuvo como objetivo informar sobre su gestión en la presidencia en el periodo 2017-2018 y asimismo comunicar sobre su reciente designación como ministro de la Corte de San Miguel, tras 30 años de trabajo judicial en la Región de Aysén.

En el encuentro con los medios de prensa el ministro Sepúlveda valoró el trabajo jurisdiccional y a su vez la cercanía que ha tenido el Poder Judicial a través de las distintas actividades de vinculación, destacando además el trabajo mancomunado con todos los actores del sistema judicial.

“Mi labor fundamentalmente fue continuar con el proceso de modernización, mejorar cada vez más el acceso a la justicia de todos los usuarios, insistir en la infraestructura de los tribunales, la apertura a los grupos más vulnerables de nuestra sociedad, y, creo yo, como sello personal busqué siempre la cercanía y empatía con todos los miembros del Poder Judicial y con los usuarios, en general. También, busqué, con ahínco, relacionarnos de la manera más expedita con instituciones afines, como Ministerio Público, Defensorías Penal y Laboral, Fuerzas Armadas y Policía de Carabineros o de la Policía de Investigaciones de Chile, autoridades civiles y legislativas, etc., pues así se logra una efectiva colaboración interinstitucional y un buen funcionamiento del sistema”, comentó.

A su vez, el magistrado destacó diversos hitos que vincularon al Poder Judicial con las comunidades: la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, el Día del Patrimonio Cultural -que convocó a más de 200 personas-, exposiciones culturales, taller de teatro para niños y jóvenes de Puerto Cisnes y las ocho itinerancias realizadas durante el 2017 en las zonas aisladas de la jurisdicción, entre otras.

30 años administrando justicia en Aysén

Visiblemente emocionado, el juez Luis Sepúlveda se refirió a su reciente nombramiento como ministro de la Corte de Apelaciones de San Miguel, esto tras cuatro años como secretario del tribunal de alzada de Coyhaique, 16 años como juez del 1º Juzgado de Letras de la ciudad y 10 años como ministro de la Corte de Apelaciones, de ellos 16 años como juez y ministro a cargo de más de 20 investigaciones por causas de derechos humanos en la zona.

“Nunca podría haber efectuado tales acciones, sin la ayuda de los demás, y los demás fueron muchos, siempre atentos y dispuestos a ayudarme, pero permítanme, solo a modo referencial, dar las gracias a mi familia, a mis colegas ministros y ministra de esta Corte y a los jueces y funcionarios, por su comprensión y apoyo, y por cierto a las personas con las cuales tuve más cercanía”.

Agregó que “me llevo con mucho cariño vivencias y circunstancias de mi paso por esta región, primero como secretario de esta Corte, luego como juez del Primer Juzgado de Letras de Coyhaique y, finalmente, como ministro de esta Corte, las cuales permanecerán en mí para siempre. Muchos fueron los que me acogieron con bondad y gran paciencia. Este nuevo nombramiento como ministro de la Corte de San Miguel en Santiago, no hace más que contribuir a mi cariño por la función jurisdiccional, lo que me ha cautivado por casi 40 años”.

“Solo le pido a Dios que siga guiándome –junto a mi familia- por el buen camino, porque yo estoy dispuesto a redoblar mis esfuerzos por nunca apartarme de él”, concluyó el ministro Luis Sepúlveda.

Finalmente, el nuevo ministro de la Corte de San Miguel se despidió de funcionarios y jueces de la jurisdicción y también de autoridades regionales.