Recientemente se llevó a cabo un operativo nacional de fiscalización forestal, cuyo objetivo fue dar a conocer el nuevo Sistema de Alerta Temprana de Monitoreo Satelital (SAT), además de relevar la función fiscalizadora de Conaf hacia la ciudadanía. Un verdadero hito tecnológico que se sirve de imágenes satelitales y equipos aéreos no tripulados (drones).

Marco Narváez, jefe del dpto. de fiscalización y evaluación ambiental de Conaf Aysén, indicó que “el sistema SAT se basa en comparar dos fotografías satelitales de un mismo lugar y con temporalidad distinta, con las cuales uno puede detectar los cambios que están sucediendo en la cobertura del bosque. Esas imágenes se trabajan previamente en oficina, las que se traducen en polígonos o superficies concretas donde ha sucedido un cambio en las formaciones vegetacionales. Esto nos va a permitir focalizar recursos e ir efectivamente a lugares donde nosotros estamos registrando variaciones”.

En el marco del operativo guiado a través del sistema SAT, un equipo de fiscalizadores de Conaf visitó algunos predios cercanos a Villa Ortega, constatando la presencia de bosques de lenga afectados por Ormiscodes (cuncuna espinuda) y faenas forestales que se desarrollan fuera de las prescripciones técnicas autorizadas, razón por la cual se levantó un acta de infracción asociada a la ley N°20.283.

El director regional de Conaf Aysén, Leonardo Yáñez, sostuvo al respecto que “con el uso de estas nuevas tecnologías, la Conaf está dando un paso importante para mejorar la fiscalización, y con ello el cuidado de nuestros bosques y el medio ambiente. Tengamos presente que con el sistema SAT tendremos una vigilancia específica de cada una de las formaciones boscosas de la región, de tal manera que cualquier actividad forestal que se desarrolle va a estar siendo vigilada”.

Otro aspecto significativo en el uso de estas nuevas herramientas, es la administración regional que se hará de la información satelital obtenida, lo cual favorecerá una focalización territorial en la fiscalización forestal, orientada a la detección de cortas de bosques en áreas que no cuenten con permisos vigentes para su faena.

Asimismo, es importante tener presente que esta nueva modalidad de fiscalización es complementaria a las labores regulares que desarrolla Conaf, como también a las llevadas a cabo por los destacamentos de Carabineros de Chile en el control de Guías de Libre Tránsito, las cuales permiten acreditar a los transportistas la tenencia de la leña o madera que transportan.

¿Por qué cuidar los bosques?

Los bosques nativos corresponden a un recurso natural renovable, el cual de ser administrado bajo orientaciones técnicas generadas por profesionales del área, permite otorgar a sus dueños y a la comunidad en general, una serie de productos como leña y/o madera de forma sostenida en el tiempo. También entregan una serie de servicios ambientales, dentro de los cuales se destaca la recreación, protección de suelos, regulación de ciclos hídricos, hábitat de fauna nativa, generación de oxígeno y la fijación de carbono, siendo este un eje fundamental en la mitigación del cambio climático.