Aysen.- Como un aliciente al trabajo en pos de un rubro en expansión, el Instituto Forestal, INFOR, estableció en la Región de Aysén el liderazgo de la Línea de Productos Forestales No Madereros (PFNM), al contar por primera vez con un encargado de Línea a nivel nacional en la ciudad de Coyhaique.

Se trata del ingeniero forestal Jaime Salinas, elegido por sus pares de las sedes La Serena, Santiago, Concepción, Valdivia y Coyhaique, para dirigir por los próximos tres años la Línea de Investigación de Productos Forestales No Madereros en INFOR.

“Hace más de 20 años INFOR investiga este rubro en Chile y, en el último tiempo, ha sido potenciado por un conjunto de instituciones, considerando su importancia dentro de la agricultura familiar campesina y su alta connotación de género”, explicó Salinas.

Los Productos Forestales No Madereros son definidos por la FAO como “bienes de origen biológico distinto de la madera, procedentes de los bosques, de otros terrenos arbolados y de árboles situados fuera de los bosques”, como alimentos y aditivos alimentarios, plantas ornamentales y medicinales, colorantes, esencias, aceites y fibras.

En la temporada 2017 en Chile se exportaron más de 90 millones de dólares, principalmente, hacia Alemania, Taiwán y Francia. Entre los productos de mayor demanda está la rosa mosqueta, musgo sphagnum, quillay y hongo morchella. Se estima que el mercado interno cuadriplica los montos de importación.

En tanto en la Región de Aysén hay más de mil recolectores, un 87% de ellos mujeres que recolectan productos como calafate, maqui, morchella y rosa mosqueta, que representan hasta un cuarto del ingreso familiar de los sectores rurales.

Proyecciones del rubro en Aysén

Uno de los hitos del año 2017 fue la materialización de una política pública para el rubro, plasmada en la “Agenda público privada para el desarrollo sostenible de los productos forestales no madereros en Chile”, como eje conductor del trabajo en el área, resultante del trabajo sistemático de la Comisión Temática de PFNM en el despliegue de programas, acciones y metas que potencien en el mediano y largo plazo el rubro de los PFNM.

Entre los aspectos por abordar, Jaime Salinas mencionó “capacitación para recolectoras, asociatividad, agregación de valor mediante la generación de nuevos productos en base a PFNM, promover la investigación aplicada y reglamentación asociada a la extracción y manejo, a fin de evitar la sobreexplotación y las prácticas de recolección sin criterios de sustentabilidad. Ejemplo de ellos es la extracción del musgo Sphagnum y el maqui.

En este contexto destaca el trabajo de la Mesa Articuladora de Productos Forestales No Madereros de Aysén que desde el año 2011 integran los servicios del agro y coordina INFOR sede Patagonia, más la participación del sector privado, universidades, ONGs y recolectoras. La instancia es reconocida a nivel nacional y tiene como misión posicionar el rubro de los PFNM como una actividad productiva sustentable, de alto valor social, ambiental, económico y cultural.

Gerardo Valdebenito, investigador y coordinador del Área de Diversificación Forestal de INFOR destacó el significativo crecimiento de este rubro en la región de Aysén, sustentado en el valor excepcional de los recursos forestales no madereros, por sus atributos de origen, calidad, patrimonio y sostenibilidad.

El rubro, presente en la actual estrategia de desarrollo, se proyecta como uno de los ejes del desarrollo local, de forma complementaria a actividades productivas como el turismo y la generación de servicios ecosistémicos.