La senadora de Aysén, Ximena Órdenes, señaló que el desarrollo de las regiones como Aysén “también depende de avanzar hacia la elaboración de una nueva Constitución”, en respuesta a la postura del Gobierno de “cerrar la puerta” a la posibilidad de que Chile cuente con una nueva carta magna.

Aysen.- Tras las declaraciones de la semana pasada en las que el Ministro del Interior, Andrés Chadwick, dijo ante un foro de empresarios que el nuevo Gobierno de Sebastián Piñera no quiere “que avance el proyecto de Nueva Constitución” presentado por Michelle Bachelet, la senadora independiente dijo que “una esperaría que exista una continuidad de los grandes temas que a los chilenos nos ha movilizado y que muestra una mayoritaria adhesión ciudadana, como lo es una nueva Constitución”.

“Cerrar la puerta a esa posibilidad es desoír la voluntad popular”, señaló la parlamentaria.

Asimismo, Órdenes aseguró que “una Nueva Constitución permite que sean los propios habitantes de los territorios quienes definan el futuro de sus regiones, ya que el proyecto establece nuevos derechos y amplía, aclara, perfecciona y garantiza los derechos y garantías de los chilenos y chilenas, tal como lo expresó la Presidenta Bachelet”.

“Para concretar el desarrollo de las regiones necesitamos una Nueva Constitución, porque debemos proteger los derechos de las personas en materias de Educación, Salud, seguridad social, o avanzar hacia el reconocimiento constitucional de los pueblos originarios, y por eso es que nos preocupa que el Gobierno de Sebastián Piñera cierre la puerta a esta posibilidad”, dijo la senadora de Aysén.