Luego de catorce años trabajando en la Defensoría Penal Pública, el 02 de abril del presente Jorge Moraga Torres asumió el cargo de Defensor Regional de Aysén, por medio de un exigente concurso público que comenzó en octubre del año pasado y en el que participaron abogados de la institución de diversas regiones y abogados externos.
Aysen.- Jorge Moraga es el cuarto Defensor Regional desde que se implementó la Reforma Procesal Penal en la Región de Aysén, en el año 2002, sucediendo a Fernando Acuña.
Durante los primeros días de su gestión se ha dedicado a conocer más en profundidad la realidad regional y el trabajo que realiza la Defensoría en la región. Además sostuvo diversas reuniones con la Presidenta de la Ilustrísima Corte de Apelaciones de Coyhaique, Ministra Alicia Araneda Espinoza; con el Intendente Regional (S) Pablo Galilea; el alcalde de Coyhaique, Alejandro Huala; el Seremi de Justicia, Eugenio Canales; jueces del Tribunal Oral y de Garantía de Coyhaique, y autoridades de Carabineros y Ministerio Público, entre otros.
Estas actividades responden a la necesidad de conocer a las principales autoridades regionales y sectoriales, de manera de favorecer un diálogo entre las instituciones, sus tareas y fundar puentes para posibles colaboraciones.
Visión de trabajo
El nuevo Defensor Regional es enfático en señalar que el cambio en la conducción de la Defensoría Regional de Aysén, así como ocurre con cualquier cambio de directivo de un servicio público, constituye “una valiosa instancia para analizar el camino avanzado – señaló Jorge Moraga – detectando aquellas materias en que hemos alcanzado una prestación acorde a las necesidades de la comunidad que nos permita ratificar la línea de trabajo asumida al respecto, de manera que podamos fortalecer tales virtudes institucionales, como asimismo el saber detectar sobre qué aspectos debemos aun mejorar”, comentó.

El Defensor Regional agregó además que “la detección de los siempre existentes espacios de posible mejora hemos de realizarla escuchando, siempre atentos, la opinión de nuestros usuarios y usuarias, cuya adecuada atención al recibir servicios de defensa penal pública es, en definitiva, la principal razón de ser de nuestra existencia como institución”, dijo.

Para su gestión, Moraga espera llevar adelante una defensoría abierta a la comunidad, dialogante con otras instituciones públicas y privadas, escuchando por sobre todo los requerimientos de los usuarios de la institución y optimizando los procesos de trabajo y sus resultados.

Perfil
Jorge Moraga se tituló como abogado en el año 2001 en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, comenzó su carrera como Fiscal del Ministerio Público en Punta Arenas, pero ya en el año 2003 asumió el cargo de Defensor Local de Puerto Natales, donde permaneció poco más de un año, para después volver a Santiago y continuar una carrera dentro de la institución que lo llevó hasta el lugar que hoy ocupa.
“Considero que la labor que realiza la Defensoría Penal Pública es de una enorme relevancia para nuestra sociedad, por lo que no puedo si no sentir un profundo respeto por la institución a la que pertenezco y amor por mi trabajo”, señaló Jorge Moraga.
Su postulación a Defensor Regional de Aysén tiene su origen en la innegable posibilidad de crecimiento y desarrollo profesional, pero también responde a una convicción interna. Como él mismo señala, siempre anheló volver a tierras sureñas para disfrutar de la calidez de su gente y la especial forma de vida que se da en esta zona, pese a su lejanía de los principales centros poblados del país.