El proceso que se inicia el 23 de abril consta de dos etapas, la primera se extiende por 30 días (hasta el 23 de mayo) y favorece a los extranjeros ingresados al país hasta el 8 de abril, cuyo ingreso se produjo por pasos fronterizos no habilitados o clandestinos. Los otros beneficiarios –extranjeros con permiso de turismo vencido, con visa de turismo vigente al 8 de abril, con solicitud de residencia o reconsideración en trámite, y los que realicen actividades remuneradas no autorizadas– contarán con 90 días de plazo (hasta el 22 de julio) para resolver su estándar migratorio.
Aysen.- En el marco del proyecto de Ley de Migraciones anunciado el pasado 9 de abril por el Presidente Sebastián Piñera, el Departamento de Extranjería del Ministerio del Interior y Seguridad Pública iniciará el próximo lunes del 23 de abril un proceso de regularización de la situación migratoria de los extranjeros ingresados al país hasta el 8 de abril como fecha tope; las medidas administrativas tienen efecto inmediato y se extenderán por 30 días (hasta el 23 de mayo).
Desde 2014 a 2017 los inmigrantes pasaron de 416 mil a casi un millón, de los cuales se estima que alrededor de 300 mil se encuentran en situación irregular; ello explica que la institucionalidad migratoria no esté dando abasto. En lo que va de año el país ha presenciado un aumento exponencial de extranjeros que ingresan con visa de turista y terminan quedándose en situación irregular, provocando precariedad laboral, incremento de trata de personas y abuso del sistema al falsear el real objetivo de su visita al país.
Por ello, como muestra de la voluntad política del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, de no cerrar las puertas del país a la inmigración, considerando que se trata de una realidad mundial permanente que Chile no puede desconocer, desde La Moneda se tomó la decisión de implementar en una primera instancia un conjunto de medidas administrativas para resolver la situación migratoria de las personas que hayan entrado al país hasta el 8 de abril.
El proceso responde a la necesidad de regular el ingreso de personas al territorio nacional. “La idea es que la llegada de personas sea ordenada, segura y regularizada”, sostuvo la Intendente de Aysén Geoconda Navarrete. “Ello porque, teniendo presente que nuestra gente valora vivir en orden y tranquilidad, sin que ello implique rechazo alguno hacia los extranjeros que arriban a nuestra región, también debemos evaluar la capacidad que tenemos como Estado de sustentar una mayor demanda de inmigrantes”, precisó.
En una segunda etapa, que también parte el 23 de abril y se prolongará por 90 días (hasta el 22 de julio) podrán acogerse a la regularización de su permanencia los extranjeros con permiso de turismo vencido, con visación de residencia vencida, con visa de turismo vigente al 8 de abril, con solicitud de residencia o reconsideración en trámite, y los que realicen actividades remuneradas no autorizadas.
Requisitos para ambas etapas
Los interesados en acogerse al proceso de regularización –cuyo costo para los mayores de 18 años es de 90 dólares– deberán contar con documento de identificación (pasaporte o cédula de identidad del país de origen) y acudir para toma de foto, huella digital y entrega de datos de contacto, y contar con tarjeta de turismo o certificado de viaje emitido por PDI a quienes entran por pasos habilitados.
Lugares de inscripción
Gobernaciones Provinciales (Coyhaique, Puerto Aysén, Gral. Carrera y Cap. Prat)
Oficinas de ChileAtiende
Consultas al 600 486 3000