El proyecto desarrollado por la Unión Comunal de Adultos Mayores de Cochrane benefició a 20 adultos mayores pertenecientes  a 4 Clubes de la comuna.

Durante 8 días un grupo de 20 adultos mayores de Cochrane, 19 damas y un varón, participaron de una intensa capacitación culinaria  para aprender a preparar mermeladas con productos de la zona, todo gracias a un proyecto presentado por la Unión Comunal de Adultos Mayores (UCAM) de Cochrane al  Fondo de Fortalecimiento de Organizaciones de Interés Público de la Seremi de Gobierno.

Esta nueva iniciativa desarrollada por los adultos mayores de la UCAM de Cochrane contó además con el respaldo del municipio de Cochrane, quienes constantemente apoyan la gestión y generación de proyectos desde el departamento social municipal.

Nilda Soto, coordinadora de la Unión Comunal y concejala de la comuna, destacó la realización de esta capacitación, ya que a través de ella los adultos mayores de los 4 clubes de la comuna, se distraen y aprenden nuevas técnica para preparar mermeladas, agradeciendo a la seremí de gobierno por el financiamiento y al municipio por apoyarlos en la generación de los proyectos que hacen posible estas iniciativas.

Por su parte el alcalde Patricio Ulloa felicito a cada beneficiario instándolos a seguir participando en cada actividad a la que son convocados, destacando de manera especial en nivel de compromiso de los adultos mayores de Cochrane, algo que es destacado también a nivel regional.

El presidente de la Unión Comunal, don Francisco Ulloa, agradeció a los 20 participantes que asistieron a cada una de las clases durante los 8 días que duro el curso.

En tanto el único alumno varón del curso, Pedro Mariman, destacó la tremenda fortaleza del grupo por querer aprender, agradeciendo la oportunidad de poder salir de la casa y de romper un poco la rutina diaria.

El curso contó con una duración de 40 horas de clases, donde los alumnos aprendieron a preparar mermeladas,  licores y conserva, y fue impartido por el chef  Claudio Pérez, significando una inversión de 2 millones de pesos, que además les permitió adquirir una impresora, un notebook y una cámara para seguir fortaleciendo su activa organización.