La economía regional presentó una contracción de 3.3% en el primer trimestre debido al sector Pesca, Minería e Industria Manufacturera. Con incidencia positiva destacan Comercio, Restaurantes y Hoteles; Sillvoagropecuario; y Transporte, Información y Comunicaciones.
Aysen.- La menor extracción de oro y plata tras el cese de una faena minera, las menores cosechas de salmónidos en los primeros meses del año y la disminución en la industria manufacturera, explican el decrecimiento de 3,3% que registró la Región de Aysén en el Indicador de Actividad Económica Regional (INACER), del primer trimestre de este año.
Así lo explicó el secretario regional ministerial de Economía, Carlos Pacheco Toledo, al analizar la variación de la actividad económica regional respecto del mismo trimestre de 2017, informada este viernes por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).
En pesca, el descenso se sitúa en el subsector centros de cultivo, como consecuencia de las menores cosechas de salmónidos especialmente salmón atlántico, mientras el decrecimiento en el subsector minería metálica se produce por la menor extracción de oro y plata, originada en el cese de Minera Cerro Bayo. A su vez, el decrecimiento en la industria manufacturera también se vincula al sector pesquero por el menor procesamiento de productos vinculados con la industria.
“La salmonicultura representa casi un 80% de la pesca de la Región de Aysén. Hace un año atrás la cosecha se dio en la época estival. Este año no, debido a que depende del proceso de engorda de los salmones que tarda entre un año y medio a dos. Respecto a la minería, por lamentables situaciones ocurridas el año anterior, cesó uno de los yacimientos mineros con importancia en la extracción de oro, plata y zinc y en la industria manufacturera, mientras que la extracción y manufactura de productos procesados varía de acuerdo a lo que el mercado internacional exija, básicamente merluza y congrio, cuyo principal mercado es Europa. Según los precios que estos recursos mantengan en el continente europeo, serán las cantidades que se extraen”, detalló el seremi de Economía de Aysén.
En el caso de las incidencias positivas, destacan el crecimiento de los sectores Comercio, Restaurantes y Hoteles; Silvoagropecuario; y Transporte, Información y Comunicaciones, lo que fue destacado por el seremi de Economía, como una señal de la importancia que tiene la diversificación productiva y la actividad turística en la generación de empleo y en la economía regional.