El Diputado René Alinco y la Diputada de Renovación Nacional, Aracely Leuquén, presentaron un proyecto de resolución donde le solicitan al Presidente de la República, Sebastián Piñera, que pida al Vaticano una Comisión Investigadora por los abusos ocurridos en hogares que se encuentran bajo el alero de la Iglesia Católica, pero lo principal es que esta indagación no sea liderada por el Obispo de Aysén, Luis Infanti.

Valparaiso.- El parlamentario por la Región de Aysén, René Alinco explica que este proyecto “expresa nuestro completo rechazo y repudio a los abusos cometidos por sacerdotes en el Hogar de menores Villa San Luis, perteneciente al Sename pero manejado por la Obra Don Guanella, dependiente del Vicariato Apostólico de Aysén. Y lo que buscamos es que desde el Gobierno se le solicite al Papa Francisco que intervenga la Iglesia de Aysén con una comisión especial, pero lo principal es que está no sea dirigida por el Obispo Infanti, esto porque desde alguna medida él es juez y parte, puesto que todos los hechos acontecidos sucedieron frente a sus ojos”

“Lo que en alguna medida queremos es que se descubran y aclaren estas terribles situaciones, por el bien de todos los habitantes de nuestra Región pero sobretodo que se haga justicia para las víctimas del hogar Villa San Luis, niños vulnerables que fueron expuestos a abusos tanto por la Iglesia Católica pero también por el Sename quien no cumplió con su labor de resguardar a los menores.”, señaló el Diputado Alinco.

Por su parte, la diputada de Renovación Nacional por Aysén, Aracely Leuquén agregó:” Nosotros no podemos guardar silencio frente a la gente en Aysén que se ha movilizado con molestia e indignación y con un sentimiento de postergación absoluto. Al parecer los niños de Aysén tienen menos dignidad que los niños de otros lugares del territorio nacional y eso no puede ser”.

“Nosotros somos representantes de Aysén y no nos acomoda el traje del silencio, del encubrimiento y la complicidad. Creemos que hay instituciones que debieran resguardar la protección de los niños y no han cumplido con su labor”, señaló luego.

Finalmente, la parlamentaria llam{o al actual Obispo a dar un paso al costado. “Yo espero que el padre Luis Infanti De la Mora, Obispo de Aysén, de un paso al lado. Que le quede un poco de dignidad, que renuncie a su cargo eclesiástico, porque él con su silencio cómplice y encubridor de estas barbaridades ha permitido que nuestros niños Aysén pasen por cosas tan aberrantes como los que hemos escuchado en los testimonios tan tristes y duros de las víctimas”.
La región de Aysén es una de las regiones con más abusos sexuales a menores, cerca de 400 casos en 5 años en una población que bordea los 130 mil habitantes.