La “Agenda Mujer” sigue marcando pautas en la semana, este miércoles 08 y jueves 09, el Presidente Sebastián Piñera firmó ambos proyectos que beneficiarían a más de 900 mujeres el primero y a más de 4000 personas –en su mayoría mujeres-, el segundo.

Aysen.- Un importante avance en la “Agenda Mujer” que desarrolla el Gobierno se realizó esta semana con dos emblemáticos proyectos de ley: sala de cuna universal y trabajo a distancia.
La Seremi de la Mujer y la Equidad de Género, Magali Pardo Jaramillo, destacó “este proyecto de sala cuna universal, es uno de los compromisos del Gobierno del Presidente, Piñera, este proyecto beneficiará a 977 mujeres de nuestra región, las que tendrán la posibilidad de incorporarse al mundo laboral, porque contarán con la tranquilidad y seguridad del cuidado de sus hijos menores de 2 años, pudiendo finalmente con esto mejorar también la calidad de vida de ella y su familia y como bien dice el Presidente, Piñera, el trabajo no puede ser impedimento para ser madre y el hecho de ser madre, no puede ser impedimento para trabajar”, afirmó.
Por su parte la Seremi del Trabajo y Previsión Social, Andrea Ponce, agregó la importancia de este beneficio junto con el anuncio del proyecto de ley de trabajo a distancia “Nuestro Presidente Sebastián Piñera nos entregó dos excelentes noticias en materia laboral. El anuncio de proyecto ley de sala cuna universal que va a beneficiar a una gran cantidad de mujeres en nuestra región, quienes podrán acceder a una sala cuna sin importar si en una empresa trabajan menos de 20 mujeres, también va a beneficiar a los padres que tienen a el cuidado de sus hijos y para mujeres con trabajos independientes y que se coticen, beneficiando a más de 100 mil niños en nuestro país. Y hoy otra excelente noticia, de trabajo a distancia, va a beneficiar a 4 mil personas en nuestra región, que por diferentes motivos no pueden acceder al mundo laboral ya sea por distancia o por problemas de movilidad, por ejemplo, los adultos mayores. Esto sólo va a traer beneficios, así que estamos muy contentos y anunciamos esta noticia”, comentó.
Sala Cuna universal hasta los 2 años
El proyecto de ley de Sala Cuna Universal, que modifica la actual normativa que sólo considera el beneficio a las empresas que cuentan con 20 ò más mujeres trabajadoras, garantizando de esta manera el derecho que tienen todas las madres y padres que están al cuidado de sus hijos y que se encuentran con contrato laboral.
Según las estadísticas difundidas por la Dirección del Trabajo, actualmente sólo un 12% de las empresas del país cuentan con más de 20 mujeres contratadas, por lo que deben disponer de una sala cuna o financiar este beneficio para sus trabajadoras.
Este proyecto de Ley, contempla un financiamiento con tope de $245 mil pesos mensual más la matrícula, para todos los padres que accedan al beneficio de sala cuna, incluyendo a las trabajadoras independientes quienes deberán acreditar 6 cotizaciones previsionales. Se trata de un fondo solidario de manera que todos contribuyan tengan o no hijos menores de dos años, a través de la cotización que será de acuerdo a la ley en los primeros años del 0,1% de la renta imponible, con toda esta contribución se hará un fondo que es el que beneficiará a las trabajadoras. El Estado por su parte, incorporará la diferencia en caso que la inversión privada no sea suficiente.
Finalmente, los beneficiarios de esta iniciativa serán: todas las madres trabajadoras de niñas y niños menores de dos años; el padre trabajador que tenga el cuidado exclusivo de una niña/o; el trabajador que, por resolución judicial, se le ha otorgado el cuidado personal de una niña/o.
Trabajo a distancia
Según la última encuesta Workmonitor, el 74% de los chilenos sostiene que le gustaría trabajar desde su casa u otro lugar, pero que su empresa no se lo permite, siendo el segundo país con mayor prevalencia de esta aspiración, entre las 33 naciones consultadas.
Se estima que son más de 4.000 personas las que en la Región de Aysén podrían ingresar al mercado laboral si es que se apruebe este proyecto de ley, ya este proyecto busca ser inclusivo, permitiendo incorporar a personas que hasta ahora –y por distintas razones- han quedado injustamente fuera del sistema: discapacitados que tienen dificultades de traslado y movilidad; gente que vive en zonas demasiado alejadas de centros urbanos; madres o padres que tienen a su cargo el cuidado de los hijos; adultos –en su gran mayoría mujeres-que están a cargo de familiares enfermos o de edad avanzada; personas de la tercera edad que, estando activas, no tienen facilidad de movimiento; y, jóvenes que deben compatibilizar el trabajo con los estudios, entre otros.
El proyecto contempla un acuerdo entre el empleador y el trabajador, que faculta a este último a prestar servicios desde un lugar distinto al establecimiento de la empresa. De igual forma, los trabajadores a distancia mantendrían todos los derechos laborales, individuales y colectivos, de cualquier trabajador.