Cochrane.- Una fiesta para toda la familia fue la que se llevó a cabo el fin de semana pasado en la comunidad de Cochrane. Es que con mucho entusiasmo y sobre todo unión, la Municipalidad de Cochrane en conjunto con otras organizaciones realizaron la celebración del Día del Niño, invitación que se hizo extensiva para todos los miembros del hogar.

La celebración comenzó el sábado 11 de agosto con la exhibición de dos películas en el Salón Azul del Centro Cultural. En la ocasión, los niños y niñas fueron recibidos en una verdadera sala de cine, la que incluía acomodadores de sillas, boletería y alfombra roja, todo proyectado en una pantalla gigante.

Antonio Cadagán, encargado de Cultura y Deportes, enfatizó en la importancia de compartir en familia, señalando que “tuvimos una actividad muy entretenida, con el apoyo de funcionarios municipales del Departamento Social, Cultura y Administración. Nos disfrazamos y jugamos, tratamos de crear un cine real que no tenemos en nuestra localidad. Intentamos recrear con la entrega de boletos y acomodadores de sillas. Trabajamos con películas que son muy entretenidas y que además entregan valores a nuestros niños”.

En tanto, el domingo 12 de agosto a eso de las 15 horas, la fiesta de los más pequeños de la casa continuó con variadas actividades en el centro de la comuna. En el gimnasio de la Escuela Teniente Merino se pudieron apreciar pinta caritas, stand de comida sana, juegos en camas elásticas y estaciones para colorear y pintar. Todo amenizado con música, donde los pequeños pudieron jugar con sus amigos bajo la atenta mirada de los padres.

En este sentido el alcalde Patricio Ulloa, hizo un positivo balance sobre las actividades. “Como todos los años, la Municipalidad con distintos organismos públicos quisimos celebrar el Día del Niño. El sábado tuvimos cine y el domingo tuvimos diversas actividades en el gimnasio de la escuela, tuvimos una corrida y paseos en vehículos de Bomberos y Carabineros. La invitación fue para pasarlo bien, un día entretenido, y por sobre todo que haya sido un día en familia. Es muy importante para nosotros que la familia cochranina haya podido participar entorno a estas actividades”, sostuvo el edil.

En paralelo, en Plaza de Armas se realizaron paseos en los carros de Bomberos y en vehículos de Carabineros. Aquí, niños y niñas pudieron experimentar la rutina de ambas instituciones; donde miembros de cada institución, les explicaron a los más pequeños en qué consistía el trabajo realizado a la hora de una emergencia. De esta manera y muy motivados, pasearon por las calles centrales de Cochrane, donde las sirenas y bocinas lograban dar mayor realismo en la actividad.

Para los más aventureros, y en conjunto con la Compañía Andina de Cochrane, se realizó una jornada de canopy. Los pequeños, siempre asistidos por militares de la compañía, tomaron todos los resguardos pertinentes y se deslizaron desde un punto al extremo de la Plaza de Armas.

Natalia Petersen, administradora municipal, agradeció el respaldo de todos los organismos que participaron en esta celebración. “Esta actividad se realizó con el apoyo de varios servicios, entre los que destacan Hospital, Carabineros, Bomberos, Ejército, Gobernación y todas las instituciones que se vinculan con la infancia. Estamos muy agradecidos del apoyo que nos brindaron y que hayan celebrado junto a las familias de Cochrane. Quisimos además fomentar la vida saludable, a través de una corrida familiar y con stand de frutas y jugos sin sellos, con el fin de cuidar a nuestros niños”,sostuvo.

Es así que, con el objetivo de incentivar la vida saludable y el ejercicio, la fiesta de los niños y niñas de la comunidad culminó con una corrida familiar, organizada con el apoyo del Hospital de Cochrane, donde cada niño en pareja junto a un padre, madre, hermano o amigo, corrieron alrededor de la plaza.