Puerto Cisnes.- En juicio oral simplificado, el Juzgado de Garantía de Puerto Cisnes condenó a Milton Alejandro Kochifas Aros y Abelardo Humberto Saldivia Alvarado al pago de 25 y 20 unidades tributarias mensuales (UTM), respectivamente, como autores del delito de maltrato animal. Ilícito perpetrado en septiembre de 2014, en la comuna.

En el fallo (causa rol 233-2015), el magistrado Juan Mihovilovich Hernández condenó a Kochifas Aros como autor inductor del delito y a Saldivia Alvarado, como autor material.

“(..) se CONDENA a los requeridos, ya individualizados, por los hechos ocurridos en el mes de septiembre de 2014 en la Comuna de Cisnes, en calidad de autores y en grado de consumado, por el delito de maltrato animal, previsto y sancionado en el art. 291 Bis del Código Penal, a sufrir las siguientes penas: a) Milton Alejandro Kochifas Aros, en calidad de autor inductor, a la pena de 25 UTM; y b) Abelardo Humberto Saldivia Alvarado, en calidad de autor material, a la pena de 20 UTM”, sostiene el fallo.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que durante en septiembre de 2014, los condenados, junto a otros sujetos, desarrollaban diversas funciones en centro de cultivos de la empresa Yadrán S.A., ubicado en la Isla Benjamín, comuna de Cisnes. En esas circunstancias, un lobo marino común, de unos 150 kilos, aproximadamente, ingresó hasta una de las jaulas, por lo cual Milton Alejandro Kochifas Aros, que se desempeñaba como encargado del centro de cultivo, le ordenó de manera inductiva a Abelardo Humberto Saldivia Alvarado, quien se desempeñaba como supervisor y por su medio a los otros dos trabajadores, “que tenían sacar al lobo a cualquier costo, incluso hasta matarlo”.

Por ello, Abelardo Saldivia y sus compañeros de labores, “se premunieron de fierros soporte de cierre perimetral, bichero, que es un fierro con un gancho en uno de sus extremos y un hacha, elementos con los cuales durante 20 minutos, aproximadamente, maltrataron a este lobo marino, golpeando e infringiendo dolor y sufrimiento al animal, además de lesiones, con la finalidad de cumplir lo ordenado, sin lograr el objetivo que saliera del lugar”.