Coyhaique.- Pelucas de colores, actos de magia, música, y por sobre todo mucha alegría, llenaron de color los pasillos del Hospital Regional Coyhaique, todo con el fin de animar y ayudar en la recuperación de los pacientes hospitalizados en el único hospital de alta complejidad de la región de Aysén.

Es así como las unidades de Medicina, Cirugía y Pediatría recibieron con los brazos abiertos el “Tour de la Risa 2018”, iniciativa a cargo de un grupo de alumnos de Enfermería y Terapia Ocupacional de la Universidad Central, quienes viajaron desde Santiago a la Patagonia para entregar un momento de alegría a los pacientes del HRC mediante la risoterapia, técnica que mejora el estado físico y psicológico a través de la risa, trayendo importantes beneficios en el proceso de recuperación de los pacientes.

“Esto se gestó a través de la agrupación Inmunorisas, quienes hicieron un proyecto y nos incorporaron como parte de su tour. Para nosotros fue una tremenda iniciativa y oportunidad para poder mostrar a nuestros pacientes alternativas que no tenemos en la región, acercando estas instancias a la comunidad. Fue una experiencia muy linda, enriquecedora y novedosa para nuestros pacientes”, señaló Gabriela Olivares, jefa del Depto. de Desarrollo Hospitalario del HRC.

La jefa de Desarrollo Hospitalario destacó que gracias a los buenos resultados de esta experiencia pionera para el Hospital Regional, se espera replicar acciones similares a futuro, siempre enfocándose en el bienestar integral de los pacientes.

Por su parte, Vanessa Muñoz, presidenta de Fundación Inmunorisas y encargada del “Tour de la risa 2018”, destacó que la agrupación realizó una investigación previa, tras la cual determinaron que Coyhaique era una buena plaza, puesto que no existían experiencias similares, permitiendo así descentralizar y acercar tanto a usuarios como funcionarios a la risoterapia.

“La gente se rio mucho, se les olvidó por un momento por lo que estaban pasando, ya que en cierto modo los sacamos del estrés o la angustia de estar ahí. También fue una buena experiencia para los funcionarios del Hospital Regional, que quedaron motivados para continuar con este tipo de iniciativas”, detalla la estudiante de enfermería, destacando, además, que este “Tour de la Risa” fue financiado a través del Fondo de Desarrollo Institucional del Ministerio de Educación.

ALEGRÍA PARA TODOS

“Por lo general los pacientes de Cirugía están con alguna molestia o dolor, hay pacientes que están todo el día acostados, durmiendo, aburridos o sin mayores actividades, y esta visita los despertó, los activó. Para ellos fue muy gratificante la actividad, participaron de manera voluntaria y quedaron muy contentos”, cuenta Pamela Bahamondez, enfermera supervisora del Servicio de Cirugía del Hospital Coyhaique.

La enfermera destacó que la visita de estos “payasitos de hospital” no sólo sirve para alegrar la estadía de los niños, sino también de las decenas de adultos y adultos mayores que se encuentran internados en el HRC. Además, los funcionarios también participaron de las actividades, lo que sin duda enriquece a todo el equipo clínico.

“Fue una linda experiencia para todos. Para nosotros como funcionarios, el poder verlos y tener un momento de distracción es muy importante, pero sobre todo sirvió para los pacientes, ya que los ayuda a desconectarse del momento en que están viviendo. Hay personas que están hospitalizadas hace mucho tiempo, por lo tanto estas actividades son una inyección de energía”, sostuvo la profesional.