Coyhaique.- No cabe duda que el producto estrella durante Fiestas Patrias es la empanada, por eso el Gobierno a través de la Autoridad Sanitaria tiene la obligación de velar por el cumplimiento de la normativa de salud, además de promover las buenas prácticas en la manipulación de alimentos y, así, evitar posibles enfermedades asociadas a condiciones de higiene u otras.

De este modo y como parte del Plan de Fiestas Patrias, Alejandra Valdebenito, Seremi de Salud Aysén, junto al equipo de fiscalizadores visitó la panadería Hayani de Coyhaique. “Estamos en este minimarket donde hay fábrica de empanadas, fiscalizando las medidas estructurales e higiénicas, además de la manipulación y producción de empanadas. El llamado a la población es al consumo controlado de estos productos pero, por otro lado, comprar sólo en lugares establecidos. Asimismo, es necesario que los locales mantengan las condiciones higiénicas para la seguridad y salud de las personas”, expresó.

Respecto a la fiscalización propiamente tal, la Seremi señaló que se trata de un lugar seguro para consumir este producto, a su vez recordó que “cada empanada puede tener hasta 400 calorías, lo que corresponde a una hora de trote, una hora y media de bicicleta y a 40 pies de cueca”, por lo que llamó a moderar el consumo de este producto tan típico en estas fechas.

Mientras Patricia Cares, administradora del local Hayani, reconoció que todavía no comienzan los días de mayor venta, pero que están en pleno proceso de elaboración de empanadas. “Estamos full haciendo empanadas y contentos por esta fiscalización y entregándole lo mejor que podamos, cumpliendo con toda la norma como debe ser”.

En Fiestas Patrias la Autoridad Sanitaria refuerza su programa de fiscalización, tanto a los locales establecidos, como al transporte de productos cárneos y controla además la etapa de instalación; manteniendo la inspección durante todo el funcionamiento de locales transitorios.

Los locales para el consumo de alimentos deben tener condiciones adecuadas y ser autorizados por la Seremi de Salud. Deben tener sistema de agua potable, iluminación y ventilación adecuada, instalaciones eléctricas en buen estado y sistema de refrigeración en aquellos locales donde se almacenen o exhiben productos que precisen de frío para su preservación.

La Carnes deben adquirirse sólo en locales autorizados, ya que ellas están certificadas por veterinarios que aseguran su calidad. En caso de carnes congeladas, deben mantener la cadena de frío, y una vez descongeladas deben ser consumidas y no volver a congelar.

Recordar finalmente que las carnes envasadas deben tener etiquetado con fecha de vencimiento y resolución sanitaria.