Coyhaique.- Con la presencia del Obispo Vicario Apostólico de Aysén, Luis Infanti, directivos, docentes, invitados especiales, padres y apoderados esta comunidad educativa celebró este doble aniversario con una gran gala cultural, en el gimnasio de su colegio en Coyhaique.

Con un amplio programa que incluyó oración, danza, teatro, música, testimonios, discursos, ritos, canto, reconocimientos y un fraterno compartir final, esta institución educacional de Aysén celebró el doble acontecimiento de la llegada de la Siervas de María Dolorosa a la zona, y la misión educativa de estas hermanas realizada desde su arribo en el colegio “Mater Dei”.

En 1938 llegaron a Chile siete religiosas Siervas de María Dolorosa a realizar diversas actividades misioneras y de evangelización tanto en la capital como en tierras australes, especialmente en el servicio de la educación hacia niños y jóvenes, en el sector salud y la vida eclesial.

De estas obras destacan en Coyhaique el colegio “Mater Dei”, en Santiago el colegio “Mater Dolorosa” y en Puerto Aysén la Sala Cuna y Jardín Infantil “Bambi Gesú”.

En diversas intervenciones en medios locales, y en la misma gala cultural, el padre Obispo Luis Infanti agradeció el servicio y testimonio de las Siervas de María Dolorosa en Aysén y destacó en especial “las decenas de generaciones de niños, niñas y jóvenes formadas a través de tantos años en sus aulas, gracias a lo cual han contribuido a hacer más bella, hermosa y grande la Patagonia chilena”.