En un reciente encuentro sostenido con representantes de taxis básicos de Coyhaique y Puerto Aysén, el Seremi de Transportes y Telecomunicaciones Fabián Rojas dio a conocer las medidas que se están tomando como Gobierno para hacer frente a diversas problemáticas que afectan al gremio. Entre ellas la irrupción de Uber en la capital regional, que se suma a la oferta de transporte informal en la ciudad.

La autoridad sectorial afirmó que se asumió como prioridad aumentar las inscripciones de taxis básicos y colectivos a fin de generar una mayor oferta de transporte público: “De esta manera cubrimos las necesidades de movilización que existen en varios sectores del radio urbano. En este sentido ya cerramos un primer proceso concursable para 30 taxis colectivos en Puerto Aysén que contó con un total de 96 postulaciones”.

Respecto a la situación de Coyhaique, Rojas agregó que antes de fin de año se llamará a concurso para 60 taxis básicos. Para ello se han incorporado variables en las bases, tales como el puntaje del Registro Social de Hogares con la finalidad de absorber a choferes que actualmente trabajan en la informalidad. “De esta manera resolvemos en primer lugar la necesidad de conectividad para los vecinos, y también le quitamos espacio al mercado informal de transportes. Paralelamente nuestros inspectores de Fiscalización están instruidos para reforzar los controles, en conjunto con Carabineros”, informó.

Finalmente, el Seremi recordó que plataformas como “Uber” no están reguladas por el Ministerio de Transportes, por lo que también caen en la categoría de servicios ilegales. “Hacemos un llamado a las vecinas y vecinos para privilegiar su seguridad en el transporte. Los taxis básicos cumplen con la normativa exigida por el Ministerio, tanto los vehículos como los choferes, que son profesionales al volante. Si un pasajero viaja en un taxi no autorizado por el Ministerio y sufre un accidente, no hay seguros involucrados por lo que los usuarios quedan expuestos al riesgo”, recalcó.