El parlamentario dijo que se debe entender que el plan debe ser un
objetivo de desarrollo de la región en su conjunto, respaldando de paso
las críticas que hizo en los últimos días el Alcalde de Río Ibáñez,
Marcelo Santana.

Aysen.- “El plan Aysén debe ser un objetivo de desarrollo de la región en su
conjunto, para lo cual todos hemos hecho nuestros aportes para
mejorarlo, porque evidentemente adolece de falencias”. Con estas
palabras, el Senador David Sandoval, expresó su postura respecto de los
alcances que debiera tener esta iniciativa en la región.
Para Sandoval lo más importante es que se debe trabajar en un plan
integral, que incluya todas las áreas productivas con las que se cuenta
en materia de turismo, pesca, acuicultura, salmonicultura, ganadería
bovina y ovina, y forestal, entre otros. “En definitiva, tenemos que
desarrollar todas las potencialidades que tenemos para empezar a cambiar
y dejar de depender del Estado y mirar el futuro con más optimismo,
emprendimiento y capacidad desde la propìa región”, subrayó.
En ese sentido, el parlamentario dijo que no solo puede haber un listado
de proyectos y gastar los dineros asignado año a año, sino que también
se tiene que gestionar la región con todos los instrumentos. “Eso es lo
que están esperando ganaderos, pescadores artesanales, los empresarios
turísticos, etc. En el fondo, que vayamos creciendo (…) el Plan Aysén es
una inicaitiva de inversión, desarrollo y de orientar por dónde queremos
llevar a la región y cómo la vamos a dejar en tres años cuando termine
el Gobierno del presidente Sebastián Piñera”, precisó.
“Es bueno que esto quede estipulado en un documento, porque habla de un
compromiso formal, pero comparto que es algo que hay que corregir y
mejorar”, agregó.
En esa línea, el Senador Sandoval considera que el plan Aysén está en
una fase de revisión y por lo mismo, llamó a considerar los
planteamientos realizados en los últimos días por el Alcalde de Río
Ibáñez, Marcelo Santana. “El alcalde lo que está haciendo es
representar, legitimamente, los intereses de sus respectivas
comunidades”, aseguró.
“Queremos una región con más desarrollo, más empleo, menos pobreza y
temas sociales resueltos, y ese objetivo no se consigue solo con un
listado de inversiones, sino que con una visión de la región que
queremos y ahí hay mucho que resolver”, recalcó.
Además, considera que este plan no debe ser una camisa de fuerza y los
errores tienen que ser corregido. “Por eso esperamos que las inquietudes
del alcalde de Ibáñez, así como de los alcaldes de otras comunas, estén
debidamente contenidos allí”, insistió.
Entre los temas que a su juicio se deben abordar, está lo que sucede en
el mundo agrícola y ganadero, en el cual –dijo- “tenemos un tremendo
déficit en materia de gestión pública en los últimos treinta años”, lo
cual ha significado menos ganado y pobladores de sectores rurales con
ganas de irse. “Ese es un tema del que tenemos que hacernos cargo en el
plan Aysén, pero ahí no están contenidas estrategias claras que apunten
en esa dirección”, puntualizó.
En el tema salmonero, dijo que el sector tiene que cambiar su estilo.
“Yo creo que lo van a hacer, para lo cual hemos sostenido conversaciones
que van en esa dirección”, agregó, enfatizando que se debe suscribir un
acuerdo para mejorar la manera en que realizan su actividad vinculada
con la región, especialmente en materia de procesamiento en la zona.
“Los salmoneros tienen que ponerse a tono con ese tema, lo mismo los
pescadores artesanales, quienes están trabajando fuertemente en esta
materia”, concluyó.