Cada día en el establecimiento rural de Mallín Grande hacen eco de su eslogan “educar para la vida”, ya que recientemente y gracias al apoyo de una chef profesional que llegó desde la capital del país, aprendieron a cocinar varias exquisiteces en el área de la repostería. Algo que fue relevado por la profesora, Carla Reyes Triviño.
Chile Chico.- “Estuvo aquí en Mallín Grande una chef de Santiago, vino directamente a enseñarles aquí a los niños de la escuela Tulio Burgos Rivera, ella se llama Catalina Gallardo y vino con su ayudante Mario. Estuvieron durante tres días realizando un taller de repostería con los niños, trabajábamos en la tarde, tuvimos diferentes actividades, el primer día les enseñaron a hacer galletas de vainilla, cupcakes y otras cosas a los muchachos. Al siguiente día les enseñaron a hacer pan de molde, pizza, helados, así es que, estuvimos ahí preparando unas cosas muy ricas, porque los profesores también aprendimos”.
Alejandra Hernández Garbanzo, es una de las alumnas que participó de manera entusiasta en el taller de repostería y se mostró agradecida de la posibilidad. “Aprendimos a hacer pizzas, pan de molde, cupcakes, galletas de vainilla, cachitos y otras cosas. Estuvo muy bueno el taller, ojala que se repita, porque todos probamos lo que hacíamos y además nos trajeron unos regalos especialmente para la cocina. Este tipo de actividades nos gusta mucho, porque además de aprender cocina, aprendemos de todo”.
El taller de repostería se efectuó en la nueva sala multiuso con que cuenta la escuela Tulio Burgos Rivera, uno de los proyectos comprometidos por la gestión del Alcalde Ricardo Ibarra, que ya es una realidad.