El Tribunal Supremo del Partido Regionalista Independiente Demócrata (PRI) expulsó de sus filas a Elson Bórquez, hasta ahora vicepresidente nacional de la colectividad y timonel en la Región de Aysén.

La medida fue anunciada a través de una resolución fechada el 28 de mayo de 2019, en la que se señala que Bórquez, junto a otros dirigentes, “vulneraron gravemente los estatutos del partido y la Ley de Partidos Políticos”. Esto al participar de una reunión sin asidero político y legal en la que se eligió una directiva nacional paralela comandada por él mismo y Eduardo Salas Cerda el pasado 12 de abril en Santiago.

Por lo tanto, una vez terminado el plazo legal para las apelaciones y descargos que otorgan los propios estatutos, el TS optó por la máxima sanción en contra de Bórquez (excandidato alcalde en 2016 y a diputado en 2017).

Cabe consignar que Salas (expulsado del PRI) y Bórquez (ahora exmilitante) efectuaron diversas presentaciones en el Servicio Electoral intentando objetar -sin éxito- el triunfo de la directiva oficial de Hugo Ortiz De Filippi en las elecciones internas del pasado 17 de noviembre.