El Gobierno del Presidente Sebastián Piñera consiente de la problemática que genera en las familias más vulnerables el gasto mensual en remedios, ha impulsado la Política Nacional de Medicamentos, que consiste en 30 medidas que van desde proyectos de ley, como la ley de Fármacos II y el seguro catastrófico; la implementación de normativas para aumentar la disposición de medicamentos bioequivalentes y nuevas normas que permitirán garantizar el acceso de los remedios a la población, como la habilitación de almacenes farmacéuticos en lugares donde no existan farmacias y el despacho a domicilio para las personas con dependencia severa.

El acceso a medicamentos de alta calidad y bajo costo es un tema transversal que afecta a todos los chilenos por igual. Según estudios, se estima que el 80% de la carga de enfermedad está determinada por enfermedades crónicas y en la mayoría de estos casos es necesario el consumo de fármacos como tratamiento, de esta forma, según la última encuesta nacional de salud, los adultos mayores consumen en promedio 5 medicamentos cada día.

“La falta de recursos no puede ser la razón por la que las personas no pueden continuar sus terapias, ni tampoco es aceptable que los chilenos gastemos dinero de más en medicamentos. Por eso, el Gobierno de Sebastián Piñera, consciente de lo que acarrea este tipo de gastos ha impulsado la política nacional de medicamentos, con 30 medidas que van en directo beneficio de nuestros adultos mayores, pacientes crónicos y, en general, de todas las familias más vulnerables de nuestra País, en donde nuestra región de Aysén no queda exenta”. Señaló la Vocera de Gobierno, Tatiana Fontecha.

Tal como lo señala la autoridad, este es un tema que impacta particularmente a los adultos mayores, a los enfermos crónicos, a la clase media y a los más vulnerables. Esto debido a que la población chilena está envejeciendo y las enfermedades crónicas comienzan a tener mayor presencia.
“En nuestra región de Aysén hay más 18 mil adultos mayores, quienes casi en su totalidad son pacientes crónicos que se atiende en el servicio público. Es por eso que esta política pública es sumamente atingente a las necesidades de nuestra región debido al contexto en el que nos desenvolvemos. Como Gobierno, asumimos esta problemática y buscamos soluciones concretas que se reflejan en estas 30 medidas, entre ellas la que más destaca es la disposición de medicamentos bioequivalentes que permitirá continuar el tratamiento al menor consto sin sacrificar la calidad”. Indica Fontecha.

Además la vocera añadió que “Nuestro objetivo es claro: queremos facilitar el accesos a los medicamentos, reducir el precio de éstos y garantizar la calidad de los mismo. No vamos a permitir abusos de parte de la industria farmacéutica en contra de nuestra gente; este es un gran anuncio para la ciudadanía, para terminar con las injusticias, garantizando a la clase media y a nuestros “adultos mejores” no gastar de manera innecesaria en medicamentos que afectan su presupuesto”.

30 Medidas y un sinnúmero de beneficiados
Según fuentes oficiales, del total de gasto en Salud por parte del quintil más pobre, el 68% está destinado a medicamentos, mientras que el gasto de bolsillo de las personas en promedio alcanza al 35% del presupuesto familiar.
Por eso, estas medidas se enfocan principalmente en tres pilares fundamentales, hablamos de Accesibilidad, Disminución del gasto en el bolsillo, y Facilitar trámites asegurando el tratamiento y su calidad.

De esta forma, algunas de las medidas contemplan: Aumentar el número de principios activos con bioequivalencia demostrada, en 200 productos farmacéuticos, principalmente para diabetes, hipertensión, depresión, para llegar al 70% de los productos. A esto se le suma los esfuerzos por educar a la población a través de una campaña informativa “Elige el amarillo”, con el fin de que solicite el remedio bioequivalente en la farmacia.

“Elegir el amarillo significa que vas a tener el mismo efecto terapéutico en tu salud, pero un efecto muy diferente y significativo en tu bolsillo. La cura no puede ser peor que la enfermedad y todos en nuestro gobierno están trabajando para que los medicamentos sean accesibles a toda nuestra gente.” Indica Tatiana Fontecha.

Además de esta medida, se exigirá a las farmacias disponer de un petitorio mínimo de remedios bioequivalente y se trabajará en la entrega de medicamentos a domicilio para personas con dependencia severa y que se controlan en centros de atención primaria de salud, partiendo este año en 10 comunas del país. Esto sumado a otras importantes medidas de las que los usuarios pueden conocer en www.minsal.cl
“Nuestro compromiso como gobierno es seguir preocupados de la salud de nuestros compatriotas, seguir impulsando políticas públicas que beneficien a los más vulnerables y que permitan el desarrollo pleno de nuestros ciudadanos”. Finaliza Fontecha Bórquez.