Coyhaique.- En la intersección de las calles Prat con Lautaro se dio inicio al Plan Especial de Informalidad por parte de la seremi de Transportes y Telecomunicaciones, el que tiene como fin el controlar el transporte informal de buses, colectivos y taxis en la región de Aysén.

De acuerdo al seremitt Fabián Rojas Muñoz, la activación de este plan obedece en parte ya que “hemos visto en las últimas semanas una gran cantidad de accidentes de tránsito en el cual se han involucrado vehículos que no cuentan con revisiones técnicas, permisos de circulación y que están prestando servicios de transporte sin cumplir con la formalidad que exige la ley”.

La autoridad sectorial recalcó que en la ciudad de Coyhaique existe una gran cantidad de servicios informales, y por lo mismo, el “utilizar estos servicios genera un riesgo para el propio usuario”.

Esos riesgos, de acuerdo al seremi de Transportes y Telecomunicaciones, implicaría que en caso de algún accidente de tránsito “la persona queda en un estado de indefensión. Segundo, pueden verse expuesto a situaciones como acoso o abuso en donde no se puede reclamar ante un servicio de transporte formal dado que, no se encuentran inscritos en nuestros registros y no podemos sancionarlos” y agregó además que “los vehículos informales no cuentan con las medidas técnicas de seguridad; que es revisión técnica dos veces al año y además los conductores no siempre cuentan con su licencia profesional para circular los vehículos de transporte de pasajeros”

Por último, Rojas indicó que estos operativos y los que vendrán a futuro tienen como fin minimizar el máximo de riesgos en materia de accidentabilidad, pensando en que se avecina la temporada de verano 2020. “En temporada alta aumenta la cantidad de buses que prestan servicios de turismo que se dirigen a distintos puntos de la región y por lo tanto, hacemos hincapié en fiscalizar estos servicios porque no queremos exponernos a que existan víctimas fatales en nuestra región producto de vehículos que no cuentan medidas de seguridad o conductores que no están capacitados o habilitados para manejar este tipo de transporte público”, aseguró.
Multas

Según explicó el seremitt Fabián Rojas, los conductores que se vean sorprendidos incumpliendo las normativas vigentes, se exponen a ser multados por montos que ascienden a los $150 mil hasta los $750 mil.

El secretario regional ministerial agregó además que “además el vehículo queda en el corral municipal donde existe otro cobro por lo tanto, le pedimos a la gente que cuando utilicen un servicio de taxi básico o radio taxi lo hagan de la manera pertinente y pidan un techo amarillo; y en el caso de los buses pedir siempre que cuente con la reglamentación y los documentos al día, no todos los buses pueden prestar el servicio de transporte”, aseguró.

Para cualquier duda o consulta pueden ingresar a la página web del ministerio de Transportes y Telecomunicaciones www.mtt.gob.cl donde ingresando la patente del vehículo o máquina tendrán acceso a si está o no habilitado para circular.