En el auditorio del Servicio de Salud Aysén, la comunidad del Hospital Regional Coyhaique y en el marco de su 82 aniversario, reconoció a los trabajadores que han servido por 30 y 40 años en la institución, y a quienes se han acogido a retiro.
Coyhaique.- Jornada llena de emociones y de recuerdos de una vida entregada al servicio público, donde los reconocidos fueron destacados por su experiencia y por el camino que van sembrando para las futuras generaciones de trabajadores del Hospital.
Así lo explicó el Director del Hospital Regional Coyhaique, Jaime López Quintana, quien además señaló que esta actividad se enmarca en la conmemoración del principal recinto hospitalario y de la institución pública más antigua de la región “en los 82 años de aniversario del Hospital Regional Coyhaique se ha hecho un sentido homenaje a aquellos funcionarios que se han desempeñado por 40, 30 años de servicio y algunos que se han acogido a retiro dentro del plan que el gobierno ha promovido para estos efectos en la administración pública”.
En esa misma línea agregó “es satisfactorio que nuestra gente se vaya en un proceso de desvinculación con el reconocimiento y el cariño de lo que ha sido su aporte al desarrollo del Hospital Regional Coyhaique. Con expresiones que fueron emotivas en el acto que vivimos internamente en la celebración de aniversario, y que dan cuenta de que el Hospital Regional cada vez más se configura como una familia hospitalaria en la que la diversidad etaria, cultural y también de experiencias de vida son parte de lo que forma y caracteriza la cultura organizacional de nuestro recinto hospitalario”.
Durante la ceremonia de aniversario las autoridades hospitalarias hicieron un reconocimiento a los funcionarios que cumplieron 40 años de servicio: Ana Casanova Casanova, Miguel Ángel Cárcamo, Selva Duguet Miranda, Ana Delia Renin Renin, José Miguel Gálvez, Gustavo González Gajardo, María González España, Franklin Hernández De Rays, Erica Montecinos Yáñez, Óscar Soto Quintana, María Ovando Núñez, Myrna Ruiz Bravo y Mónica Valenzuela Montecinos.
Para después reconocer a quienes cumplieron 30 años de trayectoria en el Hospital Regional Coyhaique: Enedina Araneda Arias, Carmen Olivares Herrera, María Elizabeth Ruiz Godoy, María Ester Sobarzo Durán, Guillermo Schwarzenberg Schmid, Carmen Toro Muñoz, Myrna Ruiz Bravo.
Finalmente, los funcionarios reconocidos fueron los acogidos a retiro: Ingrid Araya Gutiérrez, Audilia Carrasco Astudillo, Luisa Carrillo Martínez, Ana Carvajal Pérez, Franklin Hernández De Rays, María Celia Hernández Paredes, Irene Lincoman Díaz, Alicia Obando Millao, Segundo Rubilar Millan, Myrna Ruiz Bravo, María Elizabeth Sepúlveda.

Décadas al servicio de la Salud en la región
Al ser consultado por el significado de la actividad, al ser reconocido por los más de 40 años de trayectoria en el Hospital Regional Coyhaique, José Miguel Gálvez, enfermero y hoy en el departamento de Control de Gestión y Producción del recinto hospitalario afirmó “podría seguir otros 20 años más sin ningún problema. Me gusta mucho estar acá, estoy por gusto, me siento bien, me es agradable el ambiente, las cosas que hacemos, el encuentro que tenemos con el resto de la población. Siento que es una muy buena oportunidad para un ser humano poder desarrollar esto”.
“He hecho de todo en este Hospital, he sido enfermero que llegó a cumplir labores de atención clínica directa, en la hospitalización, políclinicos, rondas rurales. Después me fui a Cochrane en los años ochenta, estuve en la organización de ese Hospital. Por lo tanto tuve que hacer muchas otras cosas, fue una experiencia muy buena para mi formación”.
A la hora de valorizar todo esto tiempo de servicio fue claro en señalar “todas han sido experiencias maravillosas, me ha tocado estar en todas. Y que me permitió conocer prácticamente todas las actividades del Hospital. Me enorgullezco, sé que no tengo todas las capacidades, pero dentro de lo que hacía, lo hacía con mucho entusiasmo porque es mi segunda casa, la que apareció en mi vida a los meses que terminé mis estudios como enfermero”.
Más allá señaló que “no es fácil transmitir las emociones que se sienten, cuando lo hacen recordar en estos momentos, que son muy importantes, porque uno se da cuenta que ha estado mucho tiempo en este lugar. Que queda poco para estar acá y que hay una sensación de cariño por el establecimiento, con las personas, con la gente con que me he rodeado”.
Myrna Ruiz Bravo por su parte, hoy auxiliar paramédico del Servicio de Pabellón, reconocida por sus 30 años de trabajo en el HRC y que además se acoge a retiro, a la hora de hacer un balance de su vida laboral señaló que “llegué a los 17 años, se llamó a concurso en ese tiempo en que el Hospital tenía muy poco personal. Me quedé en pediatría 5 años, y de ahí me llamaron de pabellón y de ahí 35 años, 36 años más o menos al día de hoy”.
Al momento de relevar la importancia del cariño de sus colegas y el reconocimiento señaló que “me imagino que por los años, toda una vida con ellas en la que me soportaron y yo las soporté a ellas, yo les enseñé y ellas también me enseñaron. Fue muy agradable haber recibido todo esto, que no pensaba recibir. Si a uno le gusta lo que hace, va a estar siempre ahí, todo el tiempo que uno quiera estar”.