El Presidente de Renovación Nacional hizo un llamado a la unidad regional y a construir un acuerdo de paz social, haciendo un especial llamado al Alcalde Huala al entendimiento y a la razón.
Coyhaique.- Harold Gillibrand Guerra, Presidente Regional del Partido Renovación Nacional, adhiriendo a la declaración pública de su partido hizo un llamado a todas las fuerzas políticas al dialogo y a construir un acuerdo de paz, especialmente después de la violenta jornada vivida en el país y en la región la noche del martes, “si bien es cierto que en la región, en comparación a otras regiones del país, la situación ha sido de menor gravedad, la comunidad aysenina espera volver a la normalidad a la brevedad posible, mas aún cuando estamos ya en el inicio de una temporada turística que genera importantes ingresos en la economía local”.

“Acá todos los actores políticos, gremiales, sindicales y sociales en general, debemos unirnos y construir un acuerdo de paz social para, inmediatamente posterior a eso, avanzar en los grandes temas que la ciudadanía demanda y que son por todos conocidos y hago una llamado a las posturas mas radicalizadas a la reflexión, especialmente a quienes no han mostrado una apertura al dialogo y en ello quiero hacer un especial llamado al Alcalde de Coyhaique, quien como dueño de casa en la capital regional debe sumarse a la paz social que la gente mayoritariamente reclama” recalcó Gillibrand.

Finalmente el dirigente político manifestó que “Renovación Nacional es un partido que históricamente ha buscado acuerdos y hoy ha sido gran articulador del dialogo, esperamos que los sectores de oposición se sumen a este diálogo a la brevedad ya que así como la gente reclama reformas también reclama paz, entendimiento y altura política a quienes tienen el deber de tenerla”.-

DECLARACIÓN PÚBLICA DE RENOVACION NACIONAL
Desde Renovación Nacional hacemos un llamado a todas las fuerzas políticas al diálogo.
Pedimos a aliados y a adversarios dejar de lado los dogmas, flexibilizar posiciones y salir de las trincheras para lograr un acuerdo que de una luz de esperanza a nuestros compatriotas.
Chile necesita volver a trabajar, volver a estudiar, volver a funcionar pero necesita hacerlo con la certeza de que se harán las reformas sociales que la gente nos demanda, y que abriremos el camino dentro de nuestra tradición Republicana para tener una Nueva Constitución que sea fuente de unidad para todos.
Escuchemos a los cientos de miles que han marchado pacíficamente, y démosle un fuerte mensaje a los violentistas que tanto daño y dolor han generado de que no nos arrebataran la democracia.