La senadora Ximena Ordenes destacó la importancia del Acuerdo político de distintas fuerzas con representación parlamentaria con el fin de establecer una carta de navegación para que Chile cuente con una Nueva Constitución, que ponga fin a la carta fundamental creada durante la dictadura.
Aysen.- Tras el acuerdo obtenido en el Congreso durante la madrugada del Viernes, la senadora Ordenes sostuvo que “es un paso importante que quedará en la historia, como producto de las manifestaciones ciudadanas de Octubre, gracias a la tenaz convicción de millones chilenos y chilenas, y que ha marcado el camino para que se abra un nuevo ciclo en la historia de Chile”.

“Junto a la Nueva Constitución, debemos avanzar también hacia cambios estructurales en otras materias de forma paralela, como pensiones, sueldo mínimo, costo de vida, reelección y dieta parlamentaria, exigencias ciudadanas que hemos logrado agilizar para su pronta discusión en el Congreso, y que revisaremos a partir de este Lunes, pero este es un importante punto de partida”, dijo.

Ordenes señaló que el acuerdo obtenido entre la oposición y el oficialismo “implica que, primeramente, los chilenos y chilenas tendrán la oportunidad de optar -a través de un Plebiscito de entrada programado para Abril del 2020- si quieren o no una Nueva Constitución, y también podrán elegir el mecanismo a través del cual se escribirá la nueva carta fundamental: a través de una Convención Mixta, o una Convención Constitucional”.

Sobre este punto, la senadora aseguró que “la opción de una Convención Constitucional es lo mismo que una Asamblea Constituyente, quiero ser muy clara, es la opción que permite elegir un 100% de representantes exclusivos para la redacción de la Nueva Constitución. Los electores podrán elegir la figura de una Asamblea pero con el nombre de Convención Constitucional”.

“Luego de ello, habrá un nuevo Plebiscito de salida para aprobar o no la Nueva Constitución, con voto obligatorio, para validar a través de la participación el nuevo texto fundamental”, sostuvo Ordenes.

La senadora además dijo que “todavía hay mucho que informar y por desmitificar. Por ejemplo, en el caso del quórum de los 2/3, hay que aclarar que será el piso para que cualquier materia entre en la Nueva Constitución, y funciona para todos los sectores por igual. No es un veto. Eso obligará a negociar en la Constituyente, con los votos en la mano y no con la Constitución del 80 como trinchera gracias a que ahora tenemos una Hoja en Blanco, tal como lo aclara el profesor constitucionalista Jaime Bassa”.

Ordenes señaló que “hay que seguir trabajando en el proceso y determinar en la Comisión Técnica de este proceso constituyente ciertos asuntos que nos interesa defender, como asegurar representación paritaria de género, asegurar escaños para pueblos indígenas, y que la representación de los territorios, como el de Aysén, esté debidamente considerada”.

“Es el comienzo de un proceso trascendental, en el que todas y todos debemos participar. En abril, hay que votar SI a una Nueva Constitución y elegir la Convención Constitucional como opción de representación. Debemos trabajar con cada una de nuestras comunidades, participar en los Cabildos, discutir cuáles son las prioridades de nuestros vecindarios. Eso es hacer política de base, y es fundamental para que la Nueva Constitución sea representativa de todos los territorios del país”, aseguró la senadora Ximena Ordenes.