Con este aumento de pensiones no estamos enriqueciendo a ningún adulto mayor, solo estamos avanzando en dignidad.

Aysen.- La Parlamentaria RN es parte de la iniciativa que pide al Gobierno aumentar en un 50% el monto del beneficio de Pilar Básico Solidario para cada uno de sus beneficiarios. “Concuerdo con la Diputada Ossandón, que lidera la iniciativa de Pensiones, respecto a que hoy debemos demostrar que la agenda social debe ser potente y creemos que existen los caminos para que el Ejecutivo pueda aumentar la pensión básica en 50%”.

En el marco de la discusión de Presupuesto 2020, la mesa de la Cámara de Diputados declaró inadmisible la propuesta porque incidía en las finanzas públicas expandiendo el gasto fiscal lo cual es materia exclusiva del Presidente. Sin embargo, se solicitó que la sala decidiera este punto. Votado este aspecto, la sala decidió por 74 votos que fuera admisible y el fondo de la indicación se aprobó por un contundente margen de 125 votos, 1 en contra y 2 abstenciones.

La Diputada Leuquén señaló que “el Director de Presupuestos dijo que una de las razones del cuestionamiento a esta iniciativa es que resulta inconstitucional porque este porcentaje aumenta el gasto y porque toda materia previsional es iniciativa exclusiva del Presidente, por tanto está fuera del marco de ley. Y es por esas mismas razones _explicó la parlamentaria_ que el voto politico que hemos aprobado en el Congreso le pide al Gobierno hacer uso se sus facultades para mejorar el actual sistema y la búsqueda de lineas de financiamiento porque esta debe ser la primera prioridad social para el Ejecutivo y el Legislativo. La única forma sería con mayor deuda, y debemos asumir el costo por una mejor calidad de vida para el segmento más vulnerable que son nuestros adultos mayores. La ciudadanía ha dicho con mucha fuerza que nuestro entendimiento social requiere mayor justicia e igualdad, lo que hemos pedido al Ministro de Hacienda a tráves de una misiva”.

Para finalizar, Leuquén dijo que “con este aumento de pensiones no estamos enriqueciendo a ningún adulto mayor, solo estamos avanzando en dignidad mínima para quienes construyeron con esfuerzo y trabajo los cimientos de la sociedad en que vivimos hoy. Debemos hacer los esfuerzos necesarios para que nunca más un jubilado reciba una pensión que esté por debajo de la línea de la pobreza. Sabemos que el Estado no puede cubrir todas las demandas, pero un Estado responsable define prioridades y un aumento de un 50% del monto de la pensión básica solidaria, y una extensión del beneficio para que sea universal deben ser eje principal, o al menos avanzar en lograrlo”, concluyó.