Con la presencia del Seremi de Educación Sergio Becerra Mera se realizó la ceremonia de despedida a los ocho voluntarios angloparlantes que durante cuatro meses apoyaron a escuelas y liceos municipales y particulares subvencionados de las comunas de Aysén, Cisnes, Chile Chico y Río Ibáñez.

Los voluntarios son: Mac Anthony Tenkorang, asignado al Liceo Arturo Prat Chacón, Maya Crosby, asignada a Escuela Amanda Labarca Huberstone, Shaye Sutherland, asignada a Escuela Hamburgo, Reuben Wolfe, asignado a Escuela Eusebio Ibar Schepeler, Ioana Radu, asignada a Escuela Guido Gómez Muñoz, Nathan Malast, asignado a Liceo Cerro Castillo, Adam Nemeth, asignado a Liceo San José U.R, Josie Carson, asignada a Escuela Básica de Chile Chico.

En el emotivo encuentro los jóvenes profesionales estuvieron acompañados por sus profesores guías y directivos de los establecimientos educacionales donde se desempeñaron durante el segundo semestre. Los voluntarios compartieron su experiencia en los colegios, contaron anécdotas con sus estudiantes y entorno, y también tuvieron emocionadas palabras de agradecimientos para las comunidades educativas en las que trabajaron.

Adam Nemeth voluntario que trabajó en el Liceo San José UR de Puerto Aysén expresó que “Para mi ser voluntario en Puerto Aysén fue una oportunidad maravillosa aprendí mucho de la cultura chilena y de la Patagonia. La directora del colegio y los colegas docentes me ayudaron mucho, todos fueron muy amables y acogedores conmigo. Los estudiantes con los que trabajé saben mucho inglés aunque a veces son tímidos para hablarlo. Durante estos meses avanzamos mucho y estoy muy orgulloso de cada uno de ellos porque son increíbles a su manera; agradezco al Ministerio de Educación por la oportunidad y espero que sigan llegando voluntarios de otros países a apoyar la enseñanza y practica del inglés que es un idioma que abre puertas”.

Maya Crosby que trabajó en la Escuela Amanda Labarca de Raúl Marín Balmaceda manifestó que “Fue una experiencia increíble, me sentí bienvenida en la escuela y en la comunidad desde un principio. La curiosidad y trabajo de mis alumnos de educación básica me ha inspirado y vi mejoras y avances en sus habilidades y seguridad para hablar el idioma de los niños. Yo siento que he recibido tanto como he entregado y ha sido un privilegio trabajar con los profesores, trabajadores de la escuela y personas de la comunidad. Me siento agradecida de haber vivido unos meses en un lugar tan hermoso y conocer más la cultura chilena”.

La estadía de estos profesionales se concretó a través de un convenio de Cofinanciamiento en que, tanto el Ministerio de Educación como los sostenedores educacionales financian los costos asociados a la integración de un(a) voluntario(a) angloparlante a la unidad educativa de los distintos establecimientos educacionales de la comuna.

En ese contexto, el Seremi Sergio Becerra Mera agradeció el compromiso de los voluntarios, cuyo aporte es valorado por las comunidades educativas que los reciben. “Para el Gobierno del Presidente Piñera la calidad educativa es la meta central en educación. Por ello, se está impulsando el Plan Nacional de Inglés que busca intensificar la enseñanza del segundo idioma. La presencia de ustedes ha sido un real aporte al esfuerzo país en esta área y también sabemos que durante estos meses se ha producido un aprendizaje mutuo y un encuentro de idiomas y culturas”.

Durante las primeras semanas de agosto del año en curso, el Ministerio de Educación recibió en todo el país a 103 voluntarios angloparlantes que apoyarán la enseñanza del inglés en establecimientos públicos a nivel nacional durante el segundo semestre. Los voluntarios provenientes de diferentes países como (Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia, Trinidad y Tobago, Nigeria, Ghana, Camerún, Corea del Sur, Vietnam, Nueva Zelanda, Rumania, Austria, y Alemania) participaron de una intensa semana de capacitación en Santiago antes de ser trasladados a sus comunidades. En esta capacitación, los voluntarios fueron preparados en aspectos importantes para su labor, como el sistema de Educación Pública de Chile, planificación y ejecución de clases dinámicas, manejo de grupo, cultura chilena, resolución de conflictos, entre otros.

Los voluntarios trabajaron 35 horas semanales en sus establecimientos con cursos entre 5to Básico y 4to Año Medio, en colaboración con docentes de inglés. Enfocaron sus clases en los aspectos comunicativos del idioma inglés (speaking y listening). También realizaron actividades extracurriculares, talleres didácticos de temas de su elección y entrenamiento de estudiantes que participan en las actividades de Inglés. Durante las vacaciones de verano, algunos de los voluntarios también participaron en los campamentos de inglés del Programa Inglés Abre Puertas, proveyendo a alrededor de 2.000 estudiantes a lo largo de Chile con una semana educativa y entretenida, donde todas las actividades se realizan en el idioma objetivo.