La campaña de recolección de pilas casi triplicó lo recolectado durante 2018 consiguiendo reunir 1.121 kilos que serán trasladados a un sitio de disposición final.

Coyhaique.- El trabajo colaborativo que desde el año 2016 llevan a cabo en la región de Aysén la Seremi del Medio Ambiente y Edelaysén, y al que se han sumado los Barrios Comerciales de Coyhaique, Puerto Aysén y los establecimientos educacionales, brindando más espacios de recolección de pilas a la ciudadanía, ha alcanzado un nuevo record.
La campaña que comenzó recolectando 290 kg de pilas, y el año pasado alcanzó 445kg, superó las expectativas consiguiendo reunir un total de 1.121 kg provenientes de las comunas de Coyhaique, Aysén y Cochrane.
Es así como desde las oficinas de Edelaysén, los representantes de la empresa, la SEREMI del Medio Ambiente, forjadores ambientales de los colegios Alianza Austral, Altamira, Baquedano y la Niña Planeta Aysén, dieron la buena noticia.

“Estamos en el cierre de esta campaña que comenzamos en mayo de este año y estamos recibiendo los aportes de Coyhaique, Puerto Aysén y en Cochrane, ya cerrando este hito del año 2019, como siempre comprometidos con nuestro medio ambiente y estamos felices de dar término a esta importante actividad”, explicó la jefa de servicio al cliente Edelaysén, Signe Balboa, agregando que serán ellos los responsables de trasladar todas las pilas en desuso hasta su disposición final con la empresa Hidronor ubicada en la VIII región.

El objetivo de la campaña es concientizar sobre las importancia de disponer adecuadamente este tipo de residuos y motivar a los ciudadanos a preferir pilas recargables, o artefactos que no utilicen estos dispositivos con el fin de ir cambiando nuestros hábitos y seamos más consientes con nuestro medio ambiente “Estamos muy contentos con esta campaña que se viene realizando desde el año 2016 y nos permite concientizar a la comunidad respecto de cómo manejar estos elementos que son las pilas y que pueden causar daño a nuestro ecosistema y sobre todo a la salud de las personas si no son tratadas adecuadamente, así que agradecemos la participación que siempre ha tenido, Edelaysén, Barrios Comerciales, los colegios, en este caso nuestros forjadores ambientales (…) agradecer también a nuestra Niña Planeta Aysén que se ha convertido en la vocera de esta campaña y de todas las que lideran nuestros niños que son el futuro, para cuidar nuestro medio ambiente”, agradeció la SEREMI del Medio Ambiente, Mónica Saldías.

Mientras pesaban los aportes de los distintos colegios y personas que se acercaron a las oficinas de Edelaysén, la Niña Planeta Aysén, Emilia Loyola explicó a los presentes la importancia de hacerse cargo de este residuo peligroso “La pilas de reloj pueden contaminar hasta 600 mil litros de agua, contienen componentes químicos muy fuertes como mercurio, cadmio, níquel, entonces todo eso si queda en contacto con el suelo, comienza a degradarse y contamina las napas subterráneas de agua, pero si las quemamos contaminan el oxigeno del planeta, cosa que también inhalamos y nos puede provocar diferentes tipos de cáncer y enfermedades sobre la pérdida de la memoria”.

Es necesario señalar que las pilas son un residuo incluido como parte de los Productos Prioritarios de la Ley 20.920 o conocida como REP, que busca entre, otras cosas, disminuir la generación de residuos, fomentar su reutilización, reciclaje y otro tipo de valorización. Como la implementación de la ley REP es un proceso de largo aliento, la realización de esta campaña y otras, es un avance en la concientización de la ciudadanía para que la puesta en marcha de la aplicación de ley sea más efectiva.

Finalmente una de las forjadoras ambientales realizó un llamado a los niños y familias a continuar colaborando con esta campaña en los años venideros “que se motiven porque es muy importante reciclar, si reciclamos ayuda a la vida, si botamos las pilas contamina el agua, los animales y también nosotros quedamos perjudicados” invitó Melisa Gutiérrez, forjadora ambiental del colegio Alianza Austral.