El pasado Jueves, tras ser publicado en el diario oficial, entró en vigencia la denominada Ley Anti Saqueos, iniciativa del gobierno que tipifica como delito las acciones que “atenten contra la libertad de circulación de las personas en la vía pública a través de medios violentos e intimidatorios”, tales como barricadas, saqueos y el denominado “El que baila Pasa”.

“Como gobierno entendemos lo importante que es la manifestación social, pero entendemos también que ésta se debe desarrollar dentro de los márgenes de un Estado de Derecho que respete la ciudadanía y el libre tránsito de todos.  Frente a los lamentables hechos que hemos vivido como país, incluso en nuestra región, esta es una ley que viene a resguardar la seguridad y el derecho de todos”, señala la Vocera regional de Gobierno, Tatiana Fontecha Bórquez.

La normativa aumenta las sanciones para quienes impidan el libre tránsito por medio de barricadas en las calles, con una “pena de presidio menor en su grado mínimo” y establece demás que “será castigado con la pena de presidio menor en su grado mínimo a medio el que lanzare a personas o vehículos que se encontrasen en la vía pública, instrumentos, utensilios u objetos cortantes, punzantes o contundentes potencialmente aptos para causar la muerte o producir lesiones corporales, a menos que el hecho constituya un delito más grave”.

La normativa introduce además, en el Código Penal, el delito de saqueo, sancionando el robo en lugar no habitado, sobre todo cuando ocurre en un contexto de alteración del orden público o calamidad. Con estos agravantes, podría implicar condenas de hasta 15 años de cárcel.

Para Fontecha Bórquez “Esta ley se hace necesaria frente a los hechos de vandalismo que se han desarrollado desde el denominado estallido social, en donde nuestra región no quedó exenta de altercados. Necesitamos condenar con firmeza las acciones que vayan en camino hacia la violencia, porque creemos firmemente que el dialogo y la escucha efectiva son el camino por el que chile quiere transitar, con un Estado de Derecho basado en la democracia”.

Frente a las críticas y detractores que ha generado la promulgación de la Ley, Fontecha fue enfática en señalar que “Esta ley no busca criminalizar la protesta social, por el contrario trabaja para que el planteamiento de esta se haga por los conductos regulares correspondientes, resguardando la seguridad de todos y no permitiendo que unos pocos descolgados ensucien y empañen lo que gran parte de la ciudadanía ha manifestado y que como gobierno estamos trabajando para acoger y dar respuestas sensatas a esas demandas”.

Para finalizar, la Segegob Aysén indicó que “como región hemos tenido una postura muy respetuosa y admirable a nivel nacional y esperamos seguir manteniendo esa actitud, ya que no queremos revivir lo que nos pasó años atrás en la que nuestra región se vio envuelta en lamentables hechos de violencia. Nuestro deber como gobierno es mantener el orden y la seguridad de todos nuestros ciudadanos y el Presidente Piñera se ha esforzado porque así sea, por eso seguiremos trabajando en pos de ese camino y del bienestar de todos los chilenos y chilenas”, sentenció.