En más de un 50% respecto del 2018 aumentaron el año pasado los subsidios térmicos entregados a familias de Coyhaique en el marco del Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) de nuestra capital regional. Así lo confirmó el Seremi de Vivienda, Diego Silva Barrera, quien destacó la positiva cifra como parte de un trabajo conjunto entre autoridades, privados y los mismos vecinos, quienes se informaron, postularon y accedieron al beneficio que mejora la vivienda, el aire de la ciudad y sobre todo la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas.

Precisó la autoridad sectorial que el año 2017 se entregaron en Coyhaique 407 subsidios térmicos del PDA, de los cuales se aplicaron efectivamente 400. Al año siguiente, en 2018 se entregaron 550 subsidios de los cuales 495 se materializaron en obras. El gran salto se dio el año pasado, 2019, donde la cifra de subsidios entregados subió en más de un 50 % llegando a 1168, de los cuales ya se han ejecutado 429.

Para el Seremi estas cifras son una positiva señal en miras a la gran meta del Gobierno y del sector que es entregar 7 mil de estos subsidios durante la vigencia del PDA, esto en base a un crecimiento progresivo que en buena medida se debe a las medidas que ha tomado el Gobierno para simplificar la postulación y a las campañas informativas que han permitido derribar algunos mitos, como por ejemplo que no se puede acceder al subsidio sin el Registro Social de Hogares o si la casa no está regularizada.

En ese sentido indicó que se ha insistido a las familias que no se queden con las dudas y que no tomen decisiones en base a informaciones erradas que los pueden dejar fuera de una gran ayuda a la hora de mejorar su hogar. Por ejemplo, es oportuno reiterar una vez más que el subsidio térmico del PDA no exige actualmente la regularización de la vivienda como requisito para postular, y por el contrario incluye recursos adicionales para concretar partidas que junto a la ejecución de las obras permitan que la vivienda pueda optar a la obtención de la recepción municipal definitiva.

También cuando la casa está en proceso de regularización, el subsidio contempla un monto base para desarrollar el proyecto, las obras necesarias como un muro cortafuegos, por ejemplo, y realizar las gestiones que se requieren en la Dirección de Obras Municipales para obtener el permiso y recepción de las construcciones no regularizadas de la vivienda. Si fuera necesario todo esto se complementa con recursos para realizar los proyectos de especialidades que se piden para autorizar la regularización. Por lo tanto, el llamado es que los propietarios no gasten dinero en contratar los servicios para regularizar, sin antes averiguar si su vivienda puede ser regularizada a través del subsidio térmico del PDA.

Recordó el Seremi que esta información se ha estado entregando a través de variados canales a la comunidad, incluyendo medios de comunicación, redes sociales y reuniones con los comités de vivienda y con las Entidades Patrocinantes, para aclarar todas las dudas que puedan existir. De igual forma desde Serviu se ha estado trabajando el tema en base a encuentros con los diferentes actores involucrados, generando una propuesta que busca sumar nuevas medidas, dentro de la norma, que permitan mejorar el proceso y los tiempos de aplicación de los subsidios térmicos del PDA.

Finalmente, el Seremi Diego Silva invitó a la comunidad a que sigan informando y postulando a este beneficio que no solo nos permite vivir mejor en nuestras viviendas, sino que también dinamizar la economía, generar empleos y aportar al mismo tiempo a la descontaminación del aire de nuestra capital regional, una tarea que es responsabilidad de todos y todas.