Tras un caso confirmado en el Hospital Regional de Coyhaique y la localidad de Tortel declarada en cuarentena, el diputado Miguel Ángel Calisto reiteró la necesidad de fortalecer las medidas para evitar la propagación del coronavirus en la región, asegurando que Aysén no está bien preparada para tratar esta enfermedad.
Aysen.- Según el legislador, “estamos en la Fase 3, por ende a mi juicio es recomendable la suspensión de clases en toda la región, suspender ingreso de cruceros y turistas internacionales, evitar la realización de encuentros de personas, y facilitar a quienes puedan realizar su trabajo desde el hogar. Pido al gobierno actuar oportuna y preventivamente, porque los actos reactivos solo generan mayor preocupación y no sirven de nada”.

“Aysén no está preparada para el coronavirus, las medidas deben ser inmeditatas y más extremas. Tenemos 8 camas criticas y 6 de la UTI, podemos llegar a 24 camas complejas reconvirtiendolas, pero así y todo es muy poco equipamiento, tomando en cuenta que además están los otros pacientes por otras patologías”, indicó.

Finalmente, el parlamentario señaló que “es preciso que nuestras autoridades de salud tomen las medidas ahora, porque mientras menos contagios, tendremos menos pacientes graves y así evitamos saturar el precario equipamiento e infraestructura de salud que tenemos”.