En el marco de la última sesión de la Comisión de Vivienda en la Cámara, el diputado Miguel Ángel Calisto le reiteró al Ministro del ramo, Cristián Monckeberg, que se elimine el requisito de regularización de la vivienda para poder acceder a los subsidios térmicos del Plan de Descontaminación Atmosférica de Coyhaique, PDA, asegurando que se debe tomar una decisión política, no tecnócrata.
Valparaiso.- Según lo planteado por el legislador en la comisión, “le pido al Ministro que preste especial atención en las comunas con contaminación ambiental. Coyhaique tiene la peor calidad del aire de Sudamérica, estamos frente a un problema de salud pública. La única manera para solucionar este problema es disminuir el consumo de leña”.
“Nuestras casas no tienen aislación térmica, porque la gran mayoría son autoconstruidas, sin cumplir con la normativa. A mi juicio el plan de descontaminación es bueno y con buenas medidas, pero se pide el requisito de regularización y ahí entramos en el problema de la burocracia estatal”, indicó.
Calisto agregó que “si bien es cierto tenemos siete mil cupos, finalmente esto se entrampa y solo se pueden sacar adelante 400 o 500 subsidios al año. Le pido al Ministro que se tome una decisión política, no tecnócrata y se elimine el requisito de la regularización de vivienda para aplicar los subsidios de mejoramiento térmico”.
“El plan de descontaminación es bueno, el único problema es la burocracia del Estado. Creo que la única excepción debieran ser las casas que son declaradas inhabitables, porque sería botar la plata. Pero las casas autoconstruidas que están en buenas condiciones debieran poder acceder al subsidio térmico sin necesidad de regularizar”.
La respuesta del Ministro
En la misma comisión, el Ministro le respondió al diputado, abriéndose a la posibilidad de eliminar este requisito. “Hay un compromiso de 7 mil subsidios al cabo de 10 años, los primeros años fueron lentos porque se trataba de un programa nuevo. Ya se han entregado 2402 subsidios a las familias, 1600 ejecutados. Esto no es suficiente, queda harto por hacer”.
“Tenemos un lío respecto a las viviendas históricas que están en el casco antiguo, porque no se han regularizado. Esto requiere cambio legal, porque la ley General de urbanismo y Construcción exige la recepción final, lo mismo con nuestras normativas internas. Nosotros estamos haciendo un catastro para medir la magnitud en la zona histórica que tienen estas viviendas antiguas”, indicó.
Finalmente, el ministro Monckeberg indicó que “hay una serie de temas que complejizan esta situación. Estamos viendo cómo lo vamos a abordar. Respecto de estos lugares, el cambio legal es una de las alternativas, no sé si el más simple o el más rápido, pero es una de las alternativas. Lo que pretendemos es aplicar y recoger estos siete mil subsidios que se anunciaron en su momento”.