El lunes fue aprobado en el Congreso el Proyecto de Ley de Teletrabajo y Trabajo a Distancia, el cual busca regularizar este sistema de trabajo y cuya tramitación fue decretada como urgente por el Presidente Sebastián Piñera hace algunos días, en medio de la crisis sanitaria que vive actualmente Chile frente a la pandemia del Covid 19.
Aysen.- En su tercer trámite legislativo, la Sala de la Cámara de Diputados aprobó con amplia mayoría (por 88 votos a favor 22 en contra y 1 abstención) y hoy día, martes 24 de marzo, fue promulgada por el Presidente. Por lo tanto, sólo resta su publicación en el Diario Oficial.
La Seremi de Trabajo y Previsión Social, Andrea Ponce, valoró la promulgación del proyecto de ley frente a la situación que nos enfrentamos de coronavirus, para proteger la salud y seguridad de los trabajadores, además de la protección al empleo.
“Ayer recibimos el apoyo parlamentario para la ley del trabajo a distancia. Si bien esta modalidad de trabajo ya existía, en muchas ocasiones no se utilizaba por desconocimiento y falta de regulación, con esta probación, el empleador estará obligado a suscribir un contrato o anexo a quienes presten servicios afuera de la empresa. Queremos hacer presente que esta ley garantizará a los trabajadores y trabajadoras que opten por esta modalidad, todos sus derechos laborales. Además, esta ley va en directa relación con los nuevos empleos y con la tecnología, hoy más que nunca, resulta un apoyo importante para el control de la enfermedad de coronavirus en los lugares de trabajo”, afirmó.
Antes de la pandemia, según la Encuesta Nacional de Empleo (MAM 2019), 58.864 personas trabajaban a distancia en nuestro país, de las cuales, más de un 40% eran asalariados del sector privado bajo condiciones de informalidad.
Algunos detalles prácticos de la normativa
• En este sentido, Trabajo a distancia se entiende como cualquier labor realizada desde un lugar libremente elegido por el trabajador, en acuerdo con el empleador. En el teletrabajo, priman las condiciones de servicios basadas en el uso de las tecnologías de la información, medios tecnológicos e informáticos y de telecomunicaciones.
• Esta modalidad estará regulada por el Código del Trabajo y el trabajador/a tendrá los mismos derechos laborales que cualquier otro trabajador/as, tanto los derechos individuales como colectivos.
• Los trabajadores/as pueden pactar distribuir libremente su jornada laboral, siempre y cuando sus funciones lo permitan.
• Se establecen nuevas garantías de vanguardia en la legislación nacional y regional, como es el derecho a la desconexión. El trabajador/a tendrá derecho a la desconexión digital en sus horas de descanso diario y semanal, así como su feriado anual. Esta desconexión, por ley, tendrá un mínimo de 12 horas continuas entre jornadas.
• Trabajar en esta modalidad siempre deberá contar con el consentimiento del trabajador/a y ello no podrá implicar, en ningún caso, un menoscabo a los derechos reconocidos por el Código del Trabajo, en especial, en su remuneración.
• El trabajador/a podrá combinar tiempos de trabajo presencial en su empresa con tiempos fuera de ella.
• Para resguardar tanto al trabajador/a como al empleador/a, se deberá registrar el contrato con dicho cumplimiento en el sitio web de la Dirección del Trabajo, DT, www.direcciondeltrabajo.cl. Ello se debe realizar en los 15 días siguientes a su suscripción, y la DT remitirá copia de dicho registro a la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO) y a la mutualidad a que se encuentre adherida la entidad empleadora.
• La DT será el organismo, previa autorización del trabajador/a, que deberá fiscalizar el cumplimiento a la normativa laboral en el puesto de trabajo a distancia.
• Los equipos, herramientas y los materiales, incluido los elementos de protección personal, deberán ser proporcionados por el empleador/a al trabajador/a y éste no podrá ser obligado a utilizar elementos de su propiedad. Los costos asociados a operación y mantenimiento de los equipos son del empleado/a y no serán parte de la remuneración.
• La prestación total o parcial de servicios puede ser reversible, incluso unilateralmente, si es que el trabajo nació bajo la modalidad presencial. Con ello, se protege de mejor manera la adaptación del trabajador/a.
• Las condiciones de seguridad y salud serán reguladas por un reglamento que dictará al efecto el Ministerio del Trabajo y Previsión Social, las cuales deberán ser informadas por el empleador/a al trabajador/a, quien además deberá velar por el cumplimiento de la normativa.