• Desde el pasado lunes se redujeron drásticamente las audiencias presenciales en tribunales, sin embargo, estas fueron reemplazadas por video conferencias.
• En Coyhaique concluyó, presencialmente, un juicio oral que había comenzado la semana previa.
• Durante la jornada del jueves se realizó por video conferencia la formalización de un hombre por incumplimiento del código sanitario en Puerto Aysén.

Aysen.- Para disminuir riesgos de contagio entre las personas, a causa del COVID-19, es que las instituciones de justicia han privilegiado atenciones y actuaciones no presenciales. Así lo ha hecho la Defensoría Regional de Aysén que ha centrado su trabajo en video-conferencias para atención de usuarios y participación en audiencias, fono conferencias también para atención de usuarios (incluyendo a privados de libertad) y, próximamente, se espera concretar video-conferencias para atender requerimientos de privados de libertad, tanto imputados/as como condenados/as.

“Considerando la emergencia sanitaria y nuestra misión de brindar defensa penal a todas las personas acusadas de cometer una falta o delito – comentó Jorge Moraga, Defensor Regional de Aysén – es que tuvimos que adaptarnos y recurrir a otras herramientas que nos permitieran desarrollar nuestra labor, perdiendo las bondades de la comunicación frente a frente pero instando por protegernos de la expansión del COVID-19 entre nuestros usuarios, usuarias, funcionarios y funcionarias”, comentó.

AUDIENCIAS
Es así que desde que inició la semana, las audiencias desarrolladas de manera presencial son las mínimas.
Durante la tarde del jueves se controló la detención y formalizó a un hombre por incumplimiento de código sanitario, en tanto se encontraba en periodo de cuarentena por sospecha de ser portador de Covid-19, siendo detenido en un supermercado de Puerto Aysén.
Cabe señalar que esta audiencia se realizó por video conferencia. El defensor público, Roberto Silva, informó que el imputado quedó con arresto domiciliario hasta el término de la cuarentena y firma quincenal mientras dure la investigación.

El día anterior, miércoles, se desarrolló audiencia por control de detención de dos imputados adultos y una mujer adolescente, por los delitos de receptación de vehículo motorizado e infringir toque de queda. Además se llevó a cabo una audiencia de sustitución de medida cautelar de un adolescente que permanece interno mientras se desarrolla investigación en su contra. La representación de todos ellos fue asumida por el defensor juvenil, Israel Villavicencio.

Así las cosas, el pasado lunes en Coyhaique se desarrolló la última audiencia de un juicio oral por causa de Chile Chico, que había comenzado la semana anterior. Para ello, el defensor penal de esa localidad, Alex Bollmann, debió trasladarse hasta Coyhaique para cumplir con esta última etapa del juicio oral. Cabe señalar que el imputado, que se encontraba en prisión preventiva, asistió a la audiencia a través de video conferencia.

Además, tanto en Cochrane como en Coyhaique se desarrollaron audiencias presenciales de revisión de medidas cautelares, a cargo de los defensores Alonso Herrera y Mauricio Martínez, respectivamente. En ellas, a un imputado de Cochrane, que formaba parte del grupo más vulnerable frente al COVID-19, se le modificó la medida cautelar de prisión preventiva por arresto domiciliario total y prohibición de acercarse a la víctima.

A estas, se suman audiencias ante la Corte de Apelaciones realizadas a través de sistema de video conferencia.